Si bien es cierto que en toda época del año hay riesgo de contraer un resfrío, en invierno por el tiempo frío y en primavera por el polen de las flores que causa alergias, son muchas las personas que padecen de dolor de garganta y eso consecuentemente interviene en su vida pues se ven obligados a faltar al trabajo o a la escuela.

¿Qué es lo produce el dolor de garganta?

Si queremos determinar si el dolor de garganta o la nariz constipada está causado por una bacteria o por un virus, podemos ir al médico para que nos haga unos análisis de sangre y obtenga unas muestras de moco de la nariz o de la garganta y así pueda determinar si estamos enfermos por Streptococcus o por un resfriado común.

Algunos remedios para preparar en el hogar

1. Al primer signo de una carraspera en la garganta o una nariz constipada, de puede empezar a tomar  vitamina C hasta 4000 mg al día (y tal vez más) La vitamina C es segura aunque se esté combatiendo una bacteria o un virus. Tomar demasiada vitamina C podría causar diarrea.
2. Es aconsejable dejar de consumir productos lácteos.   El sistema inmune cuando  la persona está resfriada produce moco excesivo para intentar capturar al invasor microbiano y los productos lácteos también forman mucosidad, y eso provoca una sobreproducción y aumenta el  dolor de garganta y la tos.
3. Se puede aumentar el consumo de ajo porque es antibacteriano y antiviral.   Se puede comer o ingerir en cápsulas.
4. Es bueno tomar una cucharada de miel de Manuka tres veces al día.  La miel ayuda a desinflamar la garganta y  a controlar la tos.   La miel de Manuka, de Nueva Zelanda, es antibacteriana y podría combatir las bacterias Streptococcus (o estreptococos).

En caso de fiebre que acompañe el dolor de garganta, esta es la receta ideal:
Ingredientes:
1 cm de jengibre pelado
1 diente de ajo de tamaño mediano, pelado y finamente rallado o picado
Jugo de 1/2 limón
1 cucharadita de Manuka u otra miel cruda
Agua hirviendo
Procedimiento:
Se deben poner todos los ingredientes en su taza preferida y vierta sobre ellos el agua hervida. Mientras bebe, trague el ajo pero deje el jengibre en la taza.

El resfriado común viene generalmente  acompañado de la tos y puede ser una condición  muy molesta de  tratar.    Los medicamentos que venden en las farmacias ayudan  a reducir los síntomas pero es sabido que  un resfriado no tiene cura y tarda cerca de siete días para eliminar los síntomas.   Por lo tanto, en lugar de cargar el cuerpo con todos esos medicamentos, ¿por qué no intentar algo natural para vencer el malestar que siente?

Aquí hay algunos remedios naturales que trabajan para ayudar a aliviar los síntomas.
Mantenga el ajo a mano
El ajo está lleno de antioxidantes y es perfecto para protegerse contra la tos y el resfriado.

Aparte de esas propiedades, el ajo contiene un compuesto conocido como alicina, que se sabe que tiene grandes propiedades anti-bacteriana, anti-viral y anti-hongos.

Cómo se utiliza el ajo?
Consejo # 1:

El dolor de oído, puede ser un síntoma de una garganta infectada.   Esto puede conducir más adelante a la  tos.   Así que para evitar que el proceso de la infección progrese se deben  aplastar unas cuantas vainas de ajo y envolverlas en un paño limpio.   Colocar eso en el oído, asegurándose de que no lo meta demasiado  profundo en el oído.

Algunas infusiones que alivian la tos son hacer gárgaras con limón y agua.

Se debe mezclar una cucharadita de jugo de limón en 1 taza de agua para este remedio casero para las gargantas adoloridas.    El jugo astringente ayudará a reducir el tejido inflamado de la garganta y crear un ambiente hostil (ácido) para los virus y las bacterias, jengibre, miel y limón en agua

Mezcle 1 cucharadita de jengibre en polvo y miel, 1/2 taza de agua caliente y el jugo de limón 1/2 exprimido.  Mezcle el agua con el jengibre, luego agregue el jugo de limón y la miel, con esto haga gárgaras. La miel tiene propiedades antibacterianas.

El pimiento ayuda a aliviar el dolor y combate la inflamación.  Añada cinco cucharadas de pimienta de cayena molida a una taza de agua caliente para el alivio del dolor de garganta.   Sentirá un poco de irritación en la garganta, pero intente hacer gárgaras cada 15 minutos y ver si ayuda.

La savia puede calmar el dolor de garganta y aliviar los pasajes nasales dolorosos o hinchados.   Un remedio casero tradicional requiere 1 cucharadita de savia, 1/2 cucharadita de alúmina, 1/4 taza de azúcar moreno, 3/8 taza de vinagre y 1/8 taza de agua.   Se mezcla todo para hacer gárgaras.

También para el dolor de garganta, mezcle 1/2 cucharadita de cúrcuma y 1/2 cucharadita de sal en 1 taza de agua caliente y haga gárgaras.

Jugo de pasto de trigo

Otro buen remedio para el dolor de garganta es jugo de pasto de trigo.    Un enjuague rápido y escupir este líquido rico en clorofila ayuda a eliminar el crecimiento de bacterias y aliviar el dolor de garganta.   Se sostiene en la boca durante cinco minutos  y luego se  enjuaga la boca.

También el té de clavo de olor ayuda a aliviar el dolor de garganta.    Agregue de una a dos cucharaditas de clavo de olor en polvo o molido al agua, luego mezclélo y haga gárgaras.    El clavo tiene propiedades antibacterianas y anti-inflamatorias que pueden ayudar a calmar y curar un dolor de garganta.

Jugo de tomate
Para el alivio temporal de los síntomas de dolor de garganta, hacer gárgaras con una mezcla de media taza de jugo de tomate y media taza de agua caliente, diez gotas de salsa de pimiento picante. Las propiedades antioxidantes del licopeno pueden ayudar a remediar un dolor de garganta más rápido.

El té verde

El té verde es conocido por combatir naturalmente las infecciones, así que puede hacer unas gárgaras preparando una taza de este té o con vinagre de manzana y sal, que da un resultado parecido.

En el caso del vinagre de manzana tome la botella de vinagre y eche una cucharadita de sal y del vinagre en un vaso de agua tivia.   Haga gárgaras varias veces al día si es necesario y si quiere un efecto mas efectivo agregue un cuarto de taza de miel y toma una cucharadita de la mezcla cada cuatro horas.