El estrés y la ansiedad afectan su sistema inmune porque bajan los niveles de glóbulos blancos. Los glóbulos blancos son los que combaten los virus como la gripe y los resfríos.

Usted puede combatir el estrés con lavanda. La lavanda contiene un compuesto llamado R-linalool que es lo que le da el aroma. En un estudio realizado en Japón por el científico Akio Nakamura, se les dio a oler R-linalool a animales estresados. Los niveles de glóbulos blancos en estos animales regresaron a sus niveles normales. Y se cree que este mismo efecto se ve en los humanos.

El R-linalool balancea el organismo y la mente porque calma más de 100 genes que se enloquecen en situaciones tensas.

Otras plantas medicinales que también contienen este compuesto relajante son:

  • Jazmín
  • Laurel
  • Albahaca
  • Hierba limón

Ver también
Tés que actúan como calmantes naturales
Aromaterapia
Comidas que ayudan a controlar la ansiedad y el estrés

Por otro lado, la lavanda se ha utilizado ampliamente en la aromaterapia por sus propiedades calmantes y relajantes. En ensayos clínicos, la lavanda ha demostrado tener un efecto positivo en la reducción de los niveles de cortisol, una hormona del estrés producida por el cuerpo.

Cómo usar la lavanda para reducir el estrés

Aromaterapia

Se puede usar el aceite esencial de lavanda en un difusor de aromaterapia para crear un ambiente relajante maravilloso que todos en la familia disfrutarán.

Añada lavanda al agua de la tina

Otra forma de usar la lavanda para aliviar el estrés es añadiéndola al agua de la tina. Se le pueden echar unas cuantas gotitas de aceite esencial de lavanda o poner hojas secas de lavanda en una media pantyhose limpia y hacerle un nudo.

Después se pone debajo del agua de la llave mientras se llena la tina. Con este relajante baño, usted puede decir adiós a la tensión muscular, dolores y molestias y además obtener un tratamiento completo de la piel.

Cuando lava ropa

También cuando lave la ropa, eche unas gotitas de aceite esencial de lavanda en la lavadora y su ropa quedará impregnada de este maravilloso aroma que la mantendrá relajada durante todo el día.

En el patio de su casa

Como la lavanda crece con facilidad, una buena idea es plantarla en el patio de su casa. Será una hermosa adición a cualquier jardín o también puede ser cultivada con éxito en una maceta grande en el balcón de un apartamento.

Como es una planta perenne, se puede sembrar también en lugares donde el clima llega a estar muy frío por temporadas. Con el cuidado adecuado, las flores volverán sin esfuerzo cada verano. Para el crecimiento óptimo de la planta de lavanda se debe plantar en tierra que drena bien pero que conserva algo de humedad.

Coloque las plantas en un lugar soleado. Lo mejor es cortar las plantas después de cosechar las flores. Esta poda también se puede hacer en la primavera antes de que comience un nuevo crecimiento

Otros olores que alivian el estrés

Café

Mientras que muchas veces se dice que la cafeína aumenta la ansiedad, el aroma del café tiene totalmente el resultado opuesto. Inhalar este aroma profundamente activa los genes anti-ansiedad que estimulan la producción de los antioxidantes que combaten el estrés.

El lirio del valle

Se ha comprobado que la fragancia de esta flor reduce el nerviosismo en un 25% ya que aumenta las ondas alpha en el cerebro. Estas ondas producen un sentimiento de tranquilidad al mismo tiempo que el organismo se mantiene alerta.

Vainilla

Si el estrés le está causando problemas para dormir pruebe inhalar la fragancia de extracto de vainilla o poner unas candelas en el cuarto con aroma a vainilla para un sueño reparador.

Jasmín y laurel

Estas plantas contienen relajantes naturales. Se puede inhalar la fragancia directamente de la planta o darse un baño de tina con productos aromatizados con estas fragancias.

Más remedios caseros