En una ocasión, tras visitar a mi mejor amiga y pasar toda la tarde recordando viejos tiempos a través de un álbum fotográfico, me percate de algo inquietante: no solo lucía una que otra arruga, el tono de mi cara había cambiado, situación que me llevó a buscar mascarillas para aclarar la piel.  

Foto iStock

 

La primera que probé, y que además tiene un efecto humectante, fue la mascarilla de manzanilla y miel; este último alimento contiene peróxido de hidrógeno y metagloxil, ambos tienen un efecto antibacteriales. Además la miel estimula el crecimiento de nueva piel, así lo indica la National Institutes of Health.

Sin embargo, ésta no es la única opción de más mascarilla para aclarar la piel:

Foto iStock

1. Harina de garbanzo

 

Contiene nutrientes que ayudan a mantener la piel limpia y saludable.

Preparación:

Mezcla en un envase  4 cucharadas soperas de harina de garbanzo con un poco de agua; éste agrégalo poco a poco hasta formar una pasta espesa, la cual dejarás actuar por 10 a 20 minutos sobre tu rostro.

Foto iStock

2. Leche en polvo

 

Tiene vitamina A y B12 ambas esenciales para la reconstrucción del tejido cutáneo.

Preparación

1 cucharada de leche en polvo, 1 cucharada de miel, 1 cucharada de jugo de limón. Aplica a través de pequeños masajes con las yemas de los dedos y deja reposar por 10 a 15 minutos.

Foto iStock

 

3. Papaya, zanahoria y miel

 

Tiene antioxidantes, vitamina C y ácido fólico ideales para la firmeza de la piel y la producción de melanina, que es responsable del color de la piel.  

Preparación

Mezcla una zanahoria cocida con una cucharada de miel y un poco de papaya machacada. Deja esta mascarilla en tu rostro por 10 minutos.

También te puede interesar: Tu piel puede reflejar tu salud mental

Foto iStock

Recuerda, la piel ofrece una ventana a lo que está pasando en tu cuerpo, por ello es importante que ante cualquier cambio en su pigmentación es importante que consultes a un experto de la salud.