La presión alta depende de la velocidad o presión de la sangre mientras circula por nuestro cuerpo. Cuando la presión de la sangre aumenta, pasa a cierto nivel y se mantiene alta todo el tiempo, es cuando se dice que la persona tiene hipertensión o presión alta.

La presión sube cuando las arterias de las personas se estrechan, es decir, pierden su grosor. Esto obliga al corazón a bombear con más fuerza y para que así la sangre pueda llegar a todo el cuerpo.

Al circular la sangre con más presión, ésto sobrecarga el corazón, los riñones y el cerebro, afectando algunas veces los ojos, el páncreas y algunas arterias.

En personas que padecen de presión alta, es común que los derrames o hemorragias cerebrales ocurran, ya que las arterias y venas se rompen más fácilmente por esta presión.

La presión alta es controlable pero no siempre se cura. Debe visitar al médico, para recibir el tratamiento apropiado. Algunos cambios en la dieta también pueden ayudar.

Reducir el consumo de sal, aumentar su consumo de ajo y cebolla y de comidas ricas en calcio y potasio son unos de los consejos que pueden ayudarle.

A continuación también dejo algunos jugos que pueden ser beneficiosos para personas con hipertensión.

Jugoterapia para personas que sufren de hipertensión

Batido de leche y papaya: Licúe 1 taza de leche descremada y dos rebanadas de papaya en cubitos (sin la cáscara y sin semillas). Agregue dos cucharadas de linaza en polvo.

Ver también
Jugo de remolacha para bajar la presión alta
Papaya para bajar la presión alta
Ajo para la presión alta

Batido de melón y banano

Exprima el jugo de un 1/4 de melón cantaloupe, agregue un banano y ponga los dos ingredientes en la licuadora. Licúe hasta tener un batido. Este batido es alto en potasio, un mineral que está relacionado con la presión arterial baja.

Jugo verde

Ponga un manojo de perejil, un manojo de espinacas, de 4 a 5 zanahorias y dos palitos de apio en un exprimidor de jugo. También puede sustituir las espinacas por un diente de ajo.

Batido dulce

Obtenga el jugo de una pinta de moras. Agréguele un banano, 2 onzas de tofu, y una cucharada de levadura de cerveza y licúelo.

Jugo de pera y naranja

Exprima el jugo de dos naranjas. Con un extractor de jugo, saque el jugo de dos peras. Revuelva los dos jugos y listo. Beba este jugo todas las mañanas durante 8 días.

Otros jugos que son buenos para el tratamiento de la hipertensión

Jugo de remolacha, jugo de espinacas, jugo de zanahorias y jugo de arándano (cranberry).

Más remedios caseros para la salud cardiovascular