Por supuesto que es normal ver uno o varios pelitos en la almohada, pero, otra cosa es observar, ¡las entradas crecer! Llegado este punto es imposible no probar de todo para evitar la caída del cabello o por lo menos, estimular su crecimiento, y lo que más me funciono fue el shampoo de chile.

Foto iStock

También te puede interesar: 

 

Sí, el picante no solo le da “vida” a la comida, también al cabello. Un estudio de la Universidad de Nagoya, en Japón, encontró que la administración cutánea de la capsaicina  (sustancia presente en el chile) promueve el crecimiento del pelo.

Receta de shampoo de chile

Si no confías en las fórmulas que hay en el mercado o bien, quieres probar con algo más natural y sensible con la naturaleza, intenta esta receta. ¡Es muy fácil!

Ingredientes

  • Shampoo (100 miligramos). De preferencia que no tenga silicona ni elementos que lo hagan pesado para el cabello
  • 1 chile verde o serrano
  • Licuadora
  • Botella vacía

 

Preparación

  1. Lava el chile y retira el tallo. Corta en tres partes y retira las semillas. Parte en trozos pequeños.
  2. Coloca el chile y el shampoo en la licuadora. Mezcla hasta que el chile se incorpore perfectamente (es decir, no se note).
  3. Con ayuda de un embudo viértelo en la botella vacía y estará listo para usar.

 

***La cantidad de chile puede variar, pero aproximadamente es uno por cada 100 mililitros.

Foto iStock

¿Por qué se nos cae el cabello?

Se estima que una persona pierde entre 50 y 100 pelos por día.  Ya que la vida en promedio de éstos va de los 2 a los cuatro años. Sin embargo, hay factores que pueden acelerar su caída, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos revela algunos:

  1. Herencia
  2. Estrés físico o emocional
  3. Fiebre alta o infección grave
  4. Parto
  5. Cirugía mayor
  6. Dietas drásticas, en especial las que no contienen suficientes proteínas
  7. Fármacos, retinoides, pastillas anticonceptivas, betabloqueadores y antidepresivos

 

Por ello, además de probar este shampoo de chiles, es importante que acudas al médico para saber si hay algo que no esté en orden en tu cuerpo.