Ardor, picazón y sangrado por “ahí atrás” que resulta bastante molesto son los principales síntomas de las hemorroides. Las hemorroides, también conocidas como almorranas, son venas del ano que se han inflamado ya sea porque la persona permanece mucho tiempo sentada, por embarazo o porque la persona padece de estreñimiento y hace mucho esfuerzo para evacuar. También son causadas por levantar objetos muy pesados, obesidad, falta de higiene, hipotiroidismo o por llevar una vida sedentaria.

Las hemorroides pueden ser internas o externas. Las hemorroides internas se producen en la parte inferior del recto y la mayoría de las veces no son dolorosas, aunque sangren. Las hemorroides externas son las más incómodas, ya que la piel que las cubre se irrita. A veces se forma un coágulo de sangre dentro de la hemorroide externa lo que provoca dolor repentino y severo. El coágulo normalmente se disuelve pero deja un exceso de piel que puede causar picazón o irritarse.

Una vez se desarrollan las hemorroides, es muy difícil que desaparezcan por completo, a menos que se someta a algún procedimiento médico especializado. Hay muchas cremas y supositorios que venden en la farmacia que pueden aliviar las molestias, pero no curar las hemorroides. También hay remedios naturales que ayudan a aliviar los síntomas como el ardor y la picazón.

Remedios naturales para aliviar las hemorroides

1. Un baño de tina

A un baño de tina con agua caliente agregue unas cucharaditas de sales de Epsom. El agua caliente impulsa la sangre al área afectada y reduce la inflamación de las venas. Las sales de Epsom ayudarán a contraer las hemorroides.

2. Una bolsita de té

Para las hemorroides externas trate de ponerse una bolsita de té húmeda y tibia en la parte adolorida. El té contiene taninos, unos compuestos que actúan como una especie de anestesia natural. Para aliviar la picazón se puede usar una bolsita de té verde. Otros dolores que se alivian con una bolsa de té

3. Bálsamo casero para las almorranas

Fría a fuego lento varios tallos de berenjena. Cuando esté tibia, moje una gasa en la grasita resultante y aplique. Al día siguiente lávese con una infusión de manzanilla o de tomillo.

4. Tomate para desinflamar las hemorroides

El tomate es bueno para aliviar las hemorroides. Póngase una tira de tomate frío de la nevera en la hemorroide para ayudar a desinflamar.

5. Hojas de acelga para aliviar el dolor de hemorroides

Aplique unas hojas de acelga frescas en el área afectada para un alivio casi inmediato.

6. Remedio casero para hemorroides con agua maravilla

El agua maravilla o agua de hamamelis es un remedio muy popular para aliviar las hemorroides. Según el sitio WebMD, el hamamelis ayuda a reducir la inflamación, picazón, molestias, irritación y ardor. El agua maravilla se consigue en farmacias y en tiendas donde venden productos para primeros auxilios. Para la aplicación, se pone un algodón empapado con el agua de hamamelis directamente sobre el área afectada.

7. Ungüento casero de llantén para hemorroides

1 cucharada de cera virgen, 1 cucharadita de lanolina, 10 hojas de llantén, 100 ml de aceite de oliva. Pique las hojas de llantén y cocínelas a fuego lento en el aceite de oliva por 30 minutos. Déjelo reposar por 24 horas. Después se cuela y lo vuelve a calentar, le añade la cera virgen y la lanolina. Cuando se enfríe, se aplica el ungüento en el área afectada. mis-remedios-caseros.com

8. Consuelda o caléndula

La consuelda y la caléndula son buenas para las hemorroides. Busque en tiendas naturistas algún bálsamo que las contenga. Aplique de acuerdo a las indicaciones del producto.

Ver también
Laxantes naturales
Aliviar el estreñimiento con piña
Acupresión para aliviar el estreñimiento

9. Gel de sábila

El gel de sábila también sirve para aliviar las hemorroides. Aplique el gel de una penca de sábila (primero se debe lavar bien el gel de la sábila para quitarle el yodo) sobre las hemorroides después de usar el baño. Otra buena opción es tomar el jugo de aloe vera que venden ya preparado en las tiendas. Se puede tomar media taza diaria.

10. Aceite de linaza

El aceite de linaza mantiene la regularidad por lo que reduce la necesidad de “empujar” muy fuerte cuando va al baño. Además contiene ácidos grasos esenciales que promueven la sanidad del tejido. Se puede comprar en cápsulas en los supermercados o farmacias.

11. Jugoterapia para las hemorroides

Si le cuesta mucho ir al baño y las hemorroides son el resultado de “empujar” muy fuerte, puede probar un ayuno de tres días a base de jugos. Este ayuno limpiará los desechos que se han acumulado en el tracto digestivo. Si está muy estreñido, puede agregar polvo de psilio a los jugos.

12. Pasta de cebolla

Una cebolla morada, mantequilla sin sal y tres dientes de ajo morado. Se licúan los tres ingredientes hasta formar una pastita. Aplique en el recto por las noches. Después de una semana notará una gran mejoría.

13. Cebolla y leche

Pele cuatro cebollas grandes y córtelas en pedacitos. Agréguelas a medio galón de leche. Cubra y caliente a fuego lento. Retire la olla del fuego y con mucho cuidado póngala debajo del asiento del inodoro. Siéntese y deje que el vapor alivie las hemorroides. Complete el tratamiento poniéndose vaselina en el área afectada.

14. Cataplasma de papa para aliviar las hemorroides

Ralle una papa y envuélvala en una servilleta. Aplíquela directamente sobre el ano y haga contracciones de los músculos por 15 minutos. Aplique este remedio varias veces al día.

Recomendaciones adicionales

– A la hora de limpiarse, moje el papel higiénico para que no le irrite más el área. Otra opción es usar toallitas mojadas para bebé que no contengan alcohol.

– Aumente el consumo de fibra y la ingesta de líquidos para evitar el estreñimiento.

– Si tiene un trabajo donde debe permanecer mucho tiempo sentado, póngase de pie por lo menos durante 5 minutos cada hora.

– Haga por lo menos 15 minutos de ejercicio al día.

Más soluciones caseras