¿Está tratando de dejar de fumar? Primero que nada, permítame felicitarle! Ha tomado una excelente decisión. Estoy segura que usted es más fuerte que el cigarillo, así que mucho ánimo. También le tengo la buena noticia que hay comidas que pueden ayudarle a disminuir los deseos y las ganas de fumar.

Avena

La avena es un alimento muy recomendable para las personas que desean dejar de fumar. En una investigación realizada por C. L. Anand en el hospital Ruchill en Escocia, se le dio a un grupo de fumadores a comer avena.

A otro grupo de fumadores se les dio un sustituto. Al mes, los fumadores que comieron la avena redujeron el vicio al punto de fumar solamente la tercera parte de lo que habían estado fumando antes del experimento. Cinco de los fumadores de este grupo, dejaron el cigarro completamente.

Zanahoria

la zanahoria ayuda a dejar de fumar

Aunque se han hecho varias bromas con el hecho de que las zanahorias ayudan a dejar de fumar, es cierto que ayudan. Comerse una zanahoria cada vez que tiene ganas de fumar, le ayudará a suprimir el deseo. Más sobre los beneficios de la zanahoria aquí

Espinacas, pasas y almendras

Las comidas alcalinas como las espinacas, las pasas y las almendras hacen que la nicotina “recircule” por el cuerpo, disminuyendo así la necesidad de fumarse otro cigarrillo.

Por otro lado, comidas que hacen la orina más ácida, como las carnes, huevos, café, gérmen de trigo, hacen que el cuerpo elimine la nicotina más rápido y que usted tenga deseos de fumar otro cigarrillo.

En un estudio realizado por el doctor Stanley Schachter en la Universidad de Columbia, demostró que las personas con mayor acidez en el cuerpo fumaban más que las personas con mayor alcalinidad.

Ajo

Fumar ajo puede sonar bastante peculiar, pero es un remedio natural efectivo para dejar de fumar, especialmente si se combina con lobelia. La lobelia es una planta que contiene una sustancia llamada lobelina que se se parece a la nicotina pero no tiene los efectos de la nicotina.

La mezcla de la lobelina con el componente de azufre que contiene el ajo, lo hacen un buen sustituto para el cigarillo y lo mejor de todo es que no produce ninguna adicción. Más usos del ajo aquí

Receta: Pelar el ajo y cortarlo en pedazos. Meterlos al horno a fuego lento por unas cuantas horas hasta que estén secos. Sacarlos y dejarlos sobre una mesa durante toda la noche. Al día siguiente se ponen sobre una servilleta, se cubren con otra servilleta y se les pasa por encima un rodillo de amasar.

Después se combina con las hierbas secas de lobelia y ya está listo. Para fumar la mezcla se puede usar una pipa de maíz. Cabe aclarar que el fumar no es bueno ni recomendable. Esta receta es con fines exclusivamente educativos y no con fines de recomendar el fumar por placer o satisfacción.

Los beneficios de dejar el cigarro
Remedios naturales para dejar de fumar
Plantas medicinales y para qué sirven
Propiedades y usos de la manzanilla