Oporto usando Pushbullet prácticamente desde que debutó en Android. Es una de las primeras herramientas que se configura en cada nuevo móvil y es muy útil para enterarte de notificaciones, enviar archivos entre dispositivos e incluso responder mensajes desde el ordenador sin necesidad de tocar nuestro smartphone. Como se puede imaginar a la gente de Pushbullet también le gusta comer caliente y hoy han anunciado su nuevo modelo para monetizar la empresa.

A partir de hoy Pusbullet tendrá una versión gratuita y otra de pago que costará 5 dólares mensuales o 40 anuales . El segundo modelo supone un ahorro sustancial de 20 dólares por lo que si está pensando en pagar por él, le conviene hacerlo así. Ahora hablamos de las diferencias entre las dos versiones para que los que sigan en la gratuita perderán algunas funciones.

Las funciones más demandas al modelo de pago

Las opciones básicas de envío de enlaces, suscribirnos a canales, acceder a la API o el cifrado punto a punto seguirá disponible en las dos, pagamos por el servicio o no. La principal diferencia entre la pro y la gratuita son los límites de archivos. En la de pago podremos enviar documentos de hasta 1GB y tendremos un espacio en la nube de 100 GB.

En la versión gratis, la tasa de transferencia por archivo será de hasta 25MB y el espacio en la nube de 2GB. Hasta aquí todo bien, las diferencias son comprensibles pero Pushbullet ha decidido convertir algunas funciones gratuitas en opciones de pago.

Comparativa

Si queremos interactuar con las notificaciones desde otro dispositivo , toca pasar por caja. Es decir, si eres de los que como yo respondía mensajes de WhatsApp desde el ordenador, habrá que pagar. El copia y pega universal también se vuelve exclusivo de esta versión de manera que los que no paguen se quedarán con dos funciones con mucho potencial en Pushbullet.

El paso es comprensible ya que Pushbullet no tenía otros modelos de monetización más allá de la creación de canales Push personalizados para empresas o servicios. Los 40 dólares al año no es una cifra elevada pero seguro que más de uno se plantea seguir con esta versión o bien busca una alternativa.