Hace un rato Carl Pei, CEO de OnePlus , anunció el foro oficial que a partir de hoy no será necesario tener una invitación para comprar su actual buque insignia. Esta barrera sólo se levanta para el OnePlus 2, su hermano pequeño (que hemos analizado hoy en Xataka) aún necesitará el maldito pase aunque la próxima semana (del cinco al siete) se abrirá un periodo para comprarlo sin restricciones.

El anuncio abre dos lecturas posibles y muy diferentes entre sí . Hasta ahora el sistema de invitaciones había servido como barrera para protegerse ante un exceso de demanda y así ir satisfaciendo a todos los usuarios poco a poco. ¿Ha conseguido estabilizar OnePlus la producción de su teléfono o más bien este modelo no ha funcionado tan bien como esperaban? Veamos las dos caras de la misma moneda.

La visión positiva: OnePlus está haciendo las cosas bien, por fin

OnePlus es una empresa joven (el día 17 de diciembre cumple dos años) y mucha de la gente que tiene es inexperta en algunas tareas. Ellos mismos lo reconocen en ver cómo los usuarios se enfadan con sus constantes retrasos y problemas diversos. Su corta vida ha estado llena de baches y uno de ellos ha sido el sistema de invitaciones para comprar dispositivos.

La excusa de Carl Pei siempre ha sido la misma: no damos de sí (las fábricas que producen las unidades vaya) haciendo móviles y necesitamos ir sacándolos poco a poco para que no se produzca una rotura de stock. Ahora, dicen, ya han conseguido estabilizar el proceso y lo venden sin ningún tipo de problemas.

Opo2 1

Esto nos hace pensar que OnePlus ya tiene suficientes recursos para tener una cadena que le suministre unidades de sus productos con frecuencia. Una buena noticia porque significaría que en el futuro no será necesaria la invitación y así hará que el fabricante chino sea algo más atractivo de cara a compradores potenciales.

Las ventas, según afirman, no han sido buenas y en un año de vida han conseguido vender 1,5 millones de unidades del OnePlus One. Cifra respetable para una compañía tan joven pero deja algunas dudas también. Habiendo vendido a un precio tan asequible y con (según ellos) tan pocos márgenes. ¿Ha generado suficiente retorno como para reinvertirlo en tener una cadena de producción más fiable?

Le damos el beneficio de la duda a OnePlus, supongamos que han logrado estabilizar la producción de su teléfono en menos de cinco meses. Un aprendizaje que debería servir para futuros modelos que llegarán el próximo año en el mercado. Se venderá el próximo buque insignia de la compañía sin invitaciones? El tiempo lo dirá.

Otra lectura posible dentro de este escenario es que OnePlus haya hartado de que las tiendas online vendan sus teléfonos móviles. En más de una ocasión han salido escándalos donde el retail en línea ha vendido dispositivos con malware introducido a posteriori. Ellos no han dicho nada públicamente pero este movimiento se podría interpretar como una forma de eliminar este tipo de venta. Si quieres mi móvil, compra-en mi tienda que además tienes dos años de garantía y no uno en China.

La visión negativa: OnePlus 2 no ha vendido también y hay que acelerar la máquina

En su día piqué con el OnePlus One, me parece un smartphone magnífico, y repetí con el Two. En realidad no tenía intención de comprarlo porque no me convencía la idea de pasar de nuevo por el proceso de las invitaciones. Finalmente recibí una, tuve el teléfono unos pocos días y decidí venderlo. No me gustó, no me llegó a enamorar como el que sacaron en 2014.

Opo 2 2

Ojo: no me parece un mal producto pero tengo que decir que no cumplió mis expectativas: cámara pobre en algunas escenas, batería mediocre … La mejor prueba de que es un dispositivo formidable son las muchas reviews que hay en la red pero no, después de probar tenía claro que este móvil no era para mí.

El dispositivo venía con mucho hype después sorprendernos a todos con OnePlus One. Esta vez no ha terminado de calar tanto en el mercado y la sensación que da después de su lanzamiento es que el terminal se ha desinflado . De momento la compañía no ha dado datos de venta pero su objetivo era conseguir vender entre 3,5 y 5 millones de dispositivos en 2015. Veremos si lo consiguen.

A falta de cifras de venta, es difícil escudarse este argumento. Sí, en servicios tipo Wallapop o foros de venta entre usuarios es muy fácil ver OnePlus 2 a la venta pero en realidad no es un termómetro fiable para saber si el móvil ha tenido tirón o no en el mercado. Tendremos que esperar para ver si confirmamos sospechas o no.

Esto nos lleva a otra pregunta por qué elimina las invitaciones de OnePlus 2 y no del X? Es que el primero no genera tanta expectación como el segundo? Han estabilizado una cadena de producción y la que hace el otro terminal no? Muchas dudas que Carl Pei no aclara en el comunicado oficial que ha publicado en el foro.

Insisto en que aún es pronto para sacar conclusiones precipitadas ya que es OnePlus la que debe responder oficialmente el escepticismo que hay alrededor suya. Realmente ya han conseguido esta estabilidad? Necesitan acelerar las ventas y eliminar la cortapisa de las invitaciones para atraer compradores potenciales que estaban dudando? En unos meses lo sabremos.