Tanto el Xiaomi Mi 5 como el Huawei P9 son teléfonos de alto nivel. Los analistas de Xataka han podido constatar que son dignos competidores por el trono de 2016, aunque sigue habiendo algo de brecha con los Samsung Galaxy S7 y LG G5, también en el precio. Las compañías chinas crean smartphones a los que siempre se les puede sacar un pero.

Para reducir aun más la distancia, el próximo paso de Xiaomi y de Huawei va a ser conseguir suministros de piezas directamente de sus dos grandes rivales surcoreanos. Los últimos rumores apuntan a un elemento muy concreto y que está de moda, el de las pantallas con borde curvo.

Xiaomi con LG, Huawei con Samsung

Xiaomi está ultimando ya un nuevo terminal, que podría llamarse Mi Edge y que sería el primero de la compañía con un panel biselado, apuntan las fuentes de GizmoChina. Aunque su nombre provenga del Galaxy, en realidad su distribuidora sería LG. Un movimiento curioso porque ni siquiera su G5 incluye ese tipo de pantallas y su único experimento curvo ha sido la familia LG G Flex.

Lgg5

De líder a líder, el socio comercial de Huawei sería Samsung. El fabricante coreano cedería sus paneles Super AMOLED de los Galaxy Edge para el futuro Mate Edge. No sería una sorpresa dado que ya se lo ha vendido a Vivo para su Xplay 5, una marca en plena expansión, especialmente dentro de China.

Otro tema es la resolución que alcanzase, ya que el presidente de la compañía, Yu Chengdong, se reafirmó recientemente en su postura sobre que la resolución 2K supone una pérdida de recursos para el móvil en general que no aporta nada a la experiencia de usuario. Excepto cuando se trata de realidad virtual, y como ellos ya están trabajando en su Huawei VR, van a lanzar un móvil este 2016 que cumpla con ese estándar de resolución.

Ambos para septiembre

Las fuentes de GizmoChina van más allá e incluso se atreven con especificaciones, fechas y precios de lanzamiento. Su paralelismo es tal que incluso ambos se pondrán a la venta en fechas parecidas durante el próximo mes de septiembre y a un precio más caro del que nos tienen acostumbrados sus creadores.

Xiaomi Mi 5

El Xiaomi Mi Edge pedirá unos 3.000 yuanes (unos 400 euros), una cifra más elevada que la del Xiaomi Mi 5 Pro. A cambio ofrece la combinación de SoC Qualcomm Snapdragon 820 junto a 4GB de RAM que tan buen rendimiento ha dado en su último tope de gama, junto a una cámara trasera de 16 megapíxeles. Del resto no ha trascendido nada.

Por otro lado, Huawei Mate Edge, con unos elementos también muy parecido a los del tope de gama al que sucederá, montaría el procesador de la casa Kirin 950 junto a 4GB de RAM. Su precio, más elevado, estaría en torno a los 4.000 yenes (unos 535 euros).

Si las pantallas de borde curvo se convierten en la moda de la gama alta en este segundo semestre de 2016, ¿se convertirán en la norma en 2017 como hemos visto con el sensor de huella en los últimos tiempos?

Más información | Gizmochina

En NoticiasBlog | El Huawei G9 se presenta junto a un phablet de 7 pulgadas


La noticia

Huawei Mate Edge y Xiaomi Mi Edge con pantallas curvas Samsung y LG, apuntan los rumores

fue publicada originalmente en

NoticiasBlog

por
Sergio Figueroa

.