Cuando a Google se le ocurrió la brillante de comprar la empresa que por entonces se llamaba Android Inc, quizás no se imaginaban que habían hecho la que podría ser la compra del siglo. A día de hoy el sistema operativo es un ecosistema mucho más grande de lo que podemos llegar a comprender, y la gran G ha puesto mucho esfuerzo en que sea cada vez mejor.

No son pocas las adversidades que ha tenido que afrontar Google al ser propietario de Android, quizás la mayor de ellas sea la seguridad, que ha hecho que se ganara una mala fama entre los usuarios de ser un sistema operativo poco seguro, cosa que, al menos ahora, no es cierta, por mucho que se argumente usando el root o los virus.

En cuanto al root, hay mucho mito que resulta no ser cierto, y en cuanto a los virus, tiene sentido que entre algún virus dado que es el sistema operativo móvil más usado en el mundo y, por lo tanto, el que más ataques recibe. En este aspecto se va mejorando, pero ¿qué hay acerca del control de las aplicaciones?

Google tiene bastante control sobre las aplicaciones, pero quizás no el suficiente

Google Apps 2

Para que una aplicación se pueda publicar en Google Play, primero debe pasar una serie de controles, en los que se busca malware, que no sirvan para rootear nuestros terminales o que incumpla las condiciones generales que pone Google, por poner sólo algunos ejemplos. Es un control estricto, pero puede que no sea suficiente.

El buscador ha puesto muchísimo esfuerzo a la hora de hacer de Google Play una tienda segura en la que podamos descargar las aplicaciones que queramos sin arriesgar nuestros teléfonos en el proceso, y ya a finales del año pasado hizo un chequeo a miles de aplicaciones en busca de cualquier cosa que pudiera causar problemas a los usuarios.

Aquellos que somos amantes del root y todo lo que le rodea, podemos sentirnos un tanto indignados de que no se puedan publicar aplicaciones que nos ayuden a rootear o flashear ROMs, con lo que debemos acudir a otras páginas, pero debemos entender la posición de Google, pues busca una mayor seguridad en nuestros terminales.

Además, no serían coherentes si dejaran publicar esta clase de apps cuando en cada versión de Android dificultan más y más el root, lo que a su vez ayuda a que las entidades bancarias (las principales impulsoras del pago con el móvil) confién en Android para que el día de mañana podamos pagar sin necesidad de una tarjeta.

Posiblemente más de uno dirá “pero hay aplicaciones que requieren root en la tienda”. Sí, pero, al menos en su gran mayoría, requieren o recomiendan que ya lo seas para usarlas (Titanium Backup, Greenify para usarlo de una manera más completa…), pero en ningún caso rootearán tu terminal.

Pero fuera de esto, ¿por qué digo que quizás no esté controlando las aplicaciones lo suficiente? Porque hay más cosas, además del malware, que preocupa a los usuarios. Concretamente, quiero tratar en este artículo acerca de la publicidad en las apps que en ocasiones está descontrolada y acerca de la edad mínima para poder usar ciertas apps.

La publicidad, una de las cosas más irritantes para los usuarios

Publicidad

Hasta que llegó Android 4.0 Ice Cream Sandwich, en muchos terminales, sólo por haber descargado cierta app, te aparecía publicidad en la barra de notificaciones aunque no estuvieras en dicha aplicación. Básicamente, estaban invadiendo tu móvil sin avisar en ninguna parte y, sobre todo, sin invitarte a cenar antes (qué falta de romanticismo).

A pesar de que en Android 4.0 se solucionó este problema, no se solucionó el tema de la publicidad dentro de la aplicación, y de hecho sigue sin una solución. Y no hablo de esas aplicaciones que simplemente muestran una pequeña franja en la parte superior o inferior, o que sólo la muestran en algunos apartados concretos, sino a aquellas en las que aparecen a pantalla completa.

Esta clase de ventanas a toda pantalla se pueden cerrar de una forma sencilla, pero lo que acaba por destrozar la experiencia de usuario es que se puede mostrar en mitad de una partida, o con tal frecuencia que apenas puedes usarla un minuto sin que te aparezca el dichoso anuncio.

No estoy en contra de la publicidad en las aplicaciones gratuitas, pues es la única forma de que el desarrollador gane algo de dinero, siempre y cuando no interfiera en el correcto uso de dicha app. A nadie le gusta que a cada momento aparezca una ventana a pantalla completa con un anuncio que, en algunos casos, no puedes cerrar hasta pasados unos segundos.

En este apartado Google debería tirar de las orejas a varios desarrolladores que te invaden de publicidad, de forma que acabas por perder la paciencia y, a pesar de que podría ser una app muy importante para tí, la desinstalas para conservar tu salud mental intacta. Google debería ponerse duro y limitar el tamaño de los banners de publicidad para que desarrolaldores y usuarios estén satisfechos.

Deberían controlar más la edad de los usuarios de ciertas apps

Tinder

Quizás para más de uno pase este tema un tanto desapercibido, pero hay personas de todas (o casi) las edades usando Android, incluídos niños relativamente pequeños, y claramente no todas las aplicaciones son aptas para todas las edades. Es cierto que ponen un cartelito en el que dice “PEGI XX” (donde XX es la edad), pero eso no es más que una mera sugerencia.

Hace un rato leí una noticia en Phandroid en la que anunciaban que Tinder pasaría a requerir una edad mínima de 18 años para poder usarse, y es que hasta ahora la edad mínima era de 13 años. Más allá de que sea una medida que se tenía que haber tomado hace bastante, al menos han hecho algo al respecto.

Este control debería tomarlo Google (en lo referente a las aplicaciones que se publiquen en Google Play, obviamente), no dar una mera sugerencia, sino restringir de verdad la edad a la que se pueda usar una app, porque, por ejemplo, a día de hoy es fácil que un niño de 12 años pueda jugar a un juego que contenga violencia explícita (PEGI 18).

Una solución que se me ocurre (me gusta soñar, llamadme rebelde si queréis) es que, al logearse en Google Play, pida la fecha de nacimiento como requisito imprescindible y que no pueda descargar las apps que exijan una edad superior a la que tiene, de manera que cuando llegue, se desbloquee esa posibilidad, como si de un juego se tratase.

Creo que sería una medida muy interesante y sencilla de implementar, ya que no todos los desarrolladores que publican contenido no apto para todas las edades impondrían por sí solos esta limitación. Además, el día de tu cumpleaños Google te podría enviar una felicitación por correo y, de paso, regalarte alguna app de pago, sería un gesto bonito y hasta romántico.

Sea como sea, Google, si quiere satisfacer a sus usuarios de manera más general, tendrá que controlar un poco más sus aplicaciones. El debate está abierto para proponer nuevas soluciones u opinar en qué medida puede esto afectar a los usuarios.

En NoticiasBlog | Google Play será mucho más rápida gracias a la precarga en caché


La noticia

¿Debería Google controlar más las aplicaciones de Google Play?

fue publicada originalmente en

NoticiasBlog

por
Santiago Luque

.