No queremos olvidarnos de nadie, así que en Xataka seguimos repasando dispositivos para terminar el año 2015 sin dejarnos ningún terminal en el tintero. Sobre todo, y de cara a la campaña navideña que ya tenemos encima, seguramente muchos de vosotros querréis conocer esos smartphones más desconocidos, pero que mantienen hoja de especificaciones aceptable y precios atractivos.

Esas famosas “tres bes” que todos queremos y buscamos a la hora de adquirir un producto parece que se han convertir en el leitmotiv de la mayoría de fabricantes chinos minoritarios, que a pesar de haber demostrado con el tiempo una superioridad innegable a la hora de fabricar teléfonos compensados en precio y rendimiento, todavía intentan sacudirse esa creencia infundada de baja calidad que el mercado europeo les ha puesto.

Uno de estos fabricantes es UMI, que con sede en la famosa ciudad de Shenzhen -algo así como el Silicon Valley asiático- ha puesto en el mercado ya algún que otro smartphone interesante, teléfonos que además ha comenzado a vender en nuestros mercados de forma oficial.

Con este nuevo eMAX Mini, el fabricante chino UMI resume perfectamente lo que han sido las últimas iteraciones de este tipo de terminales, permitiéndose ahora el lujo de lanzar por menos de 150 euros un smartphone con pantalla FullHD y chipset Qualcomm Snapdragon 615
P1020881

De su catálogo, quizás el terminal que más os va a sorprender es este UMI eMAX mini que hoy os analizamos, un smartphone que quiere ganarse un sitio entre los dispositivos con mejor relación precio/rendimiento del catálogo Android en este año.

Y no lo decimos para comenzar fuerte y con gancho, sino porque el nuevo eMAX mini de UMI incorpora una buena plataforma de hardware en una carcasa de tamaño contenido, con pantalla FullHD 1.080p y todo ello a un precio en torno a los 150 euros.

Pero antes de entrar en materia, hemos de otorgar una mención especial al empaquetado, pues el UMI eMAX mini llega en una cuidada presentación que no solemos ver ni en terminales de mayor gama, con un cable USB de gran calidad y acompañado en nuestro caso de un protector de cristal templado -que como veremos más adelante se hace imprescindible- y con un par de carcasas protectoras traseras y de tipo libro.

P1030030

Especificaciones técnicas por encima de sus posibilidades

Sabemos que la lista de especificaciones es probablemente la parte más buscada a la hora de valorar un dispositivo, y aunque evidentemente vamos a desgranar en detalle las posibilidades del nuevo UMI eMAX mini, nada mejor que empezar por los fríos datos.

Así pues, aquí van las credenciales de hardware de las que presumirá el nuevo terminal de corte económico de UMI:

UMI eMAX mini, especificaciones
Dimensiones físicas 139.8 x 69.6 x 8.9 milímetros
130 gramos
Pantalla 5 pulgadas
Resolución 1.920 x 1.080 píxeles, 441 ppp
Procesador Qualcomm Snapdragon 615 MSM8939
Octa-core (4x 1.5 GHz Cortex-A53 & 4x 1.0 GHz Cortex-A53)
64 bits
Procesador gráfico Adreno 405
RAM 2 GB
Memoria 16 GB + microSD hasta 64 GB
Versión Android 5.0 Lollipop
Conectividad LTE doble SIM activa (2x microSIM)
&nbsp&nbsp&nbsp&nbspGSM 850/900/1800/1900 MHz
&nbsp&nbsp&nbsp&nbspWCDMA 850/900/1900/2100 MHz
&nbsp&nbsp&nbsp&nbspFDD-LTE B1/B3/B7 (2100/1800/2600 MHz)
Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, dual-band, WiFi Direct, hotspot
aGPS
Bluetooth 4.0 LE
Radio FM
Cámaras Trasera: 13 MP con auto-enfoque, flash LED, HDR y vídeo FullHD
Frontal: 8 MP con vídeo HD
Batería Batería Li-Ion, 3.050 mAh
Carga rápida
Acceso a Google Play Sí, de serie
Otros datos Acabado plástico y trasera con textura concéntrica
Botonera capacitiva dedicada
LED de notificaciones blanco
Precio de salida 149.99 dólares -141€ aprox.- (Tienda Oficial en España)
159.99 euros (Amazon España)

Y ahora que todos nos conocemos hablemos de hardware, pues aquí es donde más va a destacar sin duda el eMAX mini, un smartphone que a pesar de colarse por precio en la gama más básica se permite el lujo de incorporar un panel FullHD y el chipset Snapdragon 615, el corazón estrella de la mejor gama media esta temporada.

No era sencillo jugando en los 150 euros, pero UMI ha hecho un gran trabajo compensando la plataforma de hardware, cosa que los usuarios agradecerán sobremanera por la mejora de la experiencia de uso.

En concreto, el UMI eMAX mini dispone de un panel IPS de 5 pulgadas con resolución FullHD 1.080p y tecnología OGS, por encima de la media entre su competencia con 441 píxeles por pulgada de densidad.

P1030001

Para animarlo, encontraremos al mencionado Snapdragon 615 de Qualcomm en su modelo MSM8939, con procesador de ocho núcleos en configuración big.LITTLE (4x 1.5 GHz Cortex-A53 & 4x 1.0 GHz Cortex-A53) y soporte para 64 bits, así como una GPU Adreno 405.

El apartado de la memoria también está bien resuelto, con 2 GB de RAM y otros 16 GB para el almacenamiento interno, que se queda en los 12.7 GB libres de fábrica y que puede ampliarse mediante tarjetas microSD de hasta 64 GB sin necesidad de compartir el puerto con la doble SIM.

En cuanto a conectividad luces y sombras, pues por un lado disponemos de soporte completo hasta LTE con doble SIM activa, WiFi de doble banda, Bluetooth 4.0 Low Energy, aGPS y la olvidada Radio FM que muchos usuarios todavía agradecerán, pero por el otro cuenta con alguna carencia importante.

UMI ha dispuesto para su eMAX mini de una plataforma de hardware muy destacable, pero con un fallo importante en conectividad, y es que el terminal no puede conectarse a redes 4G en la banda de los 800 MHz

Para empezar, no dispone de un chip NFC que los fabricantes chinos parecen contar como prescindible, pero que seguramente se echará de menos junto con el lector dactilar -que tampoco incorpora- si finalmente se popularizan a corto plazo los pagos móviles. Una falta aceptable dadas las circunstancias y los tiempos de renovación de un smartphone.

Lo que quizás sí sea más importante es que el módem LTE no soporta la banda 20, o lo que es lo mismo, no podrá conectarse a las redes 4G en los 800 MHz. Si no entendéis demasiado a qué nos referimos, cabe destacar que esto limitará mucho su capacidad de conectarse a redes 4G, pues la banda 20 es la capa base de cobertura de LTE en nuestros territorios, y la que mayor penetración y alcance tiene en cuanto a cobertura en interiores y distancia respecto a la antena.

P1020878

En cuanto al apartado multimedia, tenemos dos cámaras de 13 megapíxeles la principal, con sensor de origen Sony, auto-enfoque, flash LED, HDR y vídeo FullHD; y de 8 megapíxeles la frontal, con capacidad para grabar vídeo en HD 720p.

Y terminamos el apartado con el puerto microUSB estándar que permitirá conectar al terminal con un PC y cargar de forma rápida su batería de iones de litio con capacidad de hasta 3.050 mAh, muy generosa si tenemos en cuenta el tamaño del eMAX mini y las baterías que incorpora la competencia.

Sin duda un despliegue notable el realizado por UMI en el apartado de hardware, consiguiendo introducir en un smartphone con precio muy contenido la plataforma de hardware que han usado de forma mayoritaria los mejores smartphones de la gama media este año.

P1030019

Sin novedades en el diseño, con el plástico como protagonista

No hay demasiados alardes en cuanto a diseño y tampoco es que podamos criticar demasiado a UMI por ello, pues en algún sitio tendríamos que encontrar los recortes para conseguir un precio en torno a los 150 euros para un smartphone como este.

Hablamos de una construcción plástica en su totalidad, pero esto no tiene por qué ser malo si el fabricante sabe sacar partido a las bondades del plástico, cosa que UMI ha resuelto bien dejando al eMAX mini con un tamaño muy contenido de sólo 139.8 x 69.6 x 8.9 milímetros, que lo hace muy cómodo en mano, y una ligereza remarcable con sus 130 gramos de peso.

El marco exterior tiene aspecto metálico por su acabado pulido y color metalizado, y la carcasa trasera se ha diseñado siguiendo una atractiva trama concéntrica alrededor de la cámara. Dicha carcasa se puede quitar, pero sólo tendremos acceso a los dos slots microSIM y al puerto microSD sin posibilidad de extraer la batería.

El tacto en mano es agradable y el dispositivo cómodo de usar, así que su construcción lo deja en buen lugar a pesar de que el mercado apunta ya más alto en este sentido. Además, el plástico le otorga una robustez innegable, cosa que hemos podido probar (sin quererlo) en una caída de alrededor de 50 centímetros que no provocó daño alguno al terminal.

P1030015

Lo peor llega en el frontal, y no precisamente en su diseño, que es muy limpio siguiendo ese estilo Nexus que tanto nos gusta, sino en el cristal, que precisa de protector de pantalla al no contar con un grado de protección específica contra arañazos.

De fábrica se incorpora un protector plástico de muy baja calidad que aconsejamos retirar, y con la unidad de pruebas nos llegó un protector de cristal templado que, ese sí, protege de forma correcta sin empeorar la experiencia de uso del dispositivo.

Por lo demás, poco que comentar además del ya habitual LED de notificaciones y la botonera capacitiva dedicada bajo la pantalla, algo que personalmente me gusta mucho, y es que impide perder pulgadas de pantalla por culpa de unas botoneras virtuales a las que no consigo acostumbrarme.

En cuanto a puertos y botones la configuración es la habitual, con los botones hardware en el marco derecho -sin botón dedicado a la cámara-, el audio-jack de 3.5mm estándar en el marco superior y el puerto microUSB que se va al marco inferior con el altavoz, cosa que se agradece pues en la trasera se penaliza demasiado el sonido del terminal.

umi-emax-mini-diseno

image01 image01 image01 image01

Un panel IPS FullHD que cumple con notable

Visto ya el diseño tocará hablar ahora del que quizás sea el elemento más importante de cualquier smartphone, que no es otro que su pantalla. Es evidente que el panel es la estrella en un dispositivo móvil, pues centra prácticamente toda la experiencia de uso si el hardware acompaña mínimamente, pero es que en este UMI eMAX mini la pantalla se convierte por derecho en su gran protagonista.

En esta ocasión UMI ha apostado por lo seguro, y ha optado por montar un panel de tipo IPS de 5 pulgadas con resolución FullHD (1.920 x 1.080 píxeles), una pantalla cuyas especificaciones hace no demasiado tiempo veíamos en la mayoría de la gama alta.

441 píxeles por pulgada para asegurar nitidez y claridad de lectura, blancos muy buenos y un brillo aceptable para facilitar el uso en exteriores, pero con el efecto de “pantalla lavada” inherente a la tecnología IPS, que coloca una niebla justo delante del panel que apaga los colores en cuanto lo sacamos a la luz del día.

P1020997

Eso sí, la visión en exteriores es bastante buena y no tenemos quejas al respecto, así como la reproducción del color y la saturación, ambos parámetros muy bien calibrados para un resultado excelente del panel, que a pesar de ello no es tan vistoso como los AMOLED ni consigue negros tan profundos.

Lo que sí cabe destacar es que el plástico protector incluido de fábrica empeora bastante la experiencia, con una extraña distorsión de la imagen que nos hace recomendar encarecidamente retirarlo y colocar uno de mayor calidad -la unidad de pruebas incluye uno de cristal templado que ofrece resultados mucho mejores-.

Personalmente no me gustan demasiado los protectores plásticos, pero si el fabricante incorpora de serie uno entendemos que es necesario, así que debemos valorar que se incluya uno de calidad o el coste que implicará conseguirlo.

Sea como fuere, el resultado de la pantalla está muy por encima de la competencia que tendrá en el mercado este UMI eMAX mini, así que no cabe más que destacar este apartado.

P1020876

Rendimiento y autonomía para reinar en su rango de precios

El rendimiento del hardware es un aspecto importante porque sin él cualquier terminal se hace difícil de utilizar. Sin embargo, es curioso que hoy en día ya no sea un aspecto diferenciador, y es que la tecnología ha evolucionado tanto y tan rápido que prácticamente todos los smartphones pueden utilizarse de forma fluida y sin problemas bajo casi cualquier plataforma de hardware.

De todos modos, UMI ha querido cubrirse las espaldas con un hardware solvente, y de hecho es que, si os habéis fijado, ya habréis comprobado en la tabla de especificaciones que la plataforma elegida por la firma china es la estrella entre los mejores smartphones de gama media, la mayoría de ellos con precios superiores.

Obviamente, hablamos del Snapdragon 615 de Qualcomm, un chipset con procesador de ocho núcleos en arquitectura big.LITTLE -cuatro Cortex-A53 a 1.5 GHz y otros cuatro Cortex-A53 a 1.0 GHz-, soporte para 64 bits y GPU Adreno 405 que anima a la mayoría de los terminales más compensados del catálogo Android.

Screenshot 2015 11 05 00 05 02

Con un chipset que debería estar lejos de toda duda, la memoria toma protagonismo con sus 2 GB de RAM, una cifra adecuada y suficiente que todavía es la más lógica si hablamos de este tipo de smartphones que buscan llegar a todos los bolsillos.

Analizándolo fríamente, quizás el Snapdragon 615 sea una elección necesaria y no excesiva, pues el panel FullHD 1.080p exige bastante más al procesador que los habituales HD 720p que encontramos en este rango de precios. Dicho esto, huelga decir que el rendimiento del UMI eMAX mini es excelente, pero veamos primero la habitual batería de pruebas de rendimiento con la que solemos apuntalar nuestra valoración:

UMI eMAX mini
(Qualcomm Snapdragon 615)
Honor 7
(HiSilicon Kirin 935)
Motorola Moto G
(Qualcomm Snapdragon 410)
Alcatel Idol 3
(Qualcomm Snapdragon 615)
Asus Zenfone 5
(Intel Atom Z2560)
AnTuTu v5.7.1 29.175 (64 bits) 49.499 (64 bits) 22.406 (64 bits) 29.123 (64 bits) 21.933 (32 bits)
Quadrant 12.062 14.480 11.583 14.483 8.454
Vellamo Chrome Browser: 1.922
Multicore: 1.399
Metal: 997
Chrome Browser: 2.853
Multicore: 2.015
Metal: 1.410
Chrome Browser: 1.605
Multicore: 895
Metal: 608
Chrome Browser: 2.184
Multicore: 1.274
Metal: 880
Chrome Browser: 1.957
Multicore: 1.041
Metal: 816

umi-emax-mini-benchmarks

image01 image01 image01 image01

En cuanto a rendimiento bruto el eMAX mini es un teléfono muy interesante, y si bien es cierto que en las pruebas gráficas sufre respecto a algunos rivales con mismo procesador y menor resolución, también hay que reconocer que sus puntuaciones son bastante similares.

Tampoco vayamos a descubrir América en vasos de agua, y es que a igualdad de plataforma los rendimientos deberían ser idénticos, con diferencias sólo achacables al apartado de software.

En el día a día no sufre este eMAX mini, que se muestra fluido y solvente para correr todo tipo de aplicaciones sin problemas, incluso los juegos más “pesados”. Eso sí, hemos advertido algún salto reproduciendo vídeo FullHD en la aplicación de YouTube, detalle que no creemos sea provocado por el hardware.

El UMI eMAX mini es un smartphone solvente, si bien la elección del Snapdragon 615 puede ser más entendible por la resolución FullHD más que por un lujo que el fabricante chino se ha permitido. Sea como fuere, todo ello da como resultado un terminal con pantalla notable y rendimiento notable, fluido y sin problemas relativos a la experiencia de uso

Entrando ya en aspectos más básicos, destacar que la conectividad a redes es aceptable y comparable a otros smartphones, tanto en rango de cobertura como en velocidad. Eso sí, destacar lo ya comentado anteriormente, y es que el dispositivo no es compatible con la banda 20 de LTE (800 MHz), lo que le restará capacidad de conexión a medida que se vaya encendiendo de forma masiva el 4G sobre las frecuencias liberadas por la TDT.

En cuanto al uso en llamada -no olvidemos que estamos analizando un smartphone- el sonido del altavoz es claro y con buen volumen, sin alardes pero aceptable, mientras que el altavoz principal colocado en la parte inferior ofrece también una calidad en la media. A destacar también que UMI no se olvida de la cancelación de ruido, con un micrófono secundario colocado en la trasera justo entre la cámara y su flash LED.

No hay queja alguna tampoco ni con el digitalizador táctil ni con los sensores, y tanto el aGPS como la radioFM funcionan de forma aceptable, ésta última si acoplamos los auriculares que sirven como antena. No tenemos sin embargo ni NFC ni puerto de infrarrojos para controlar dispositivos externos como televisores, pero lo cierto es que estos componentes no son un denominador común y mucho menos en smartphones de 150 euros.

Autonomia

Y por último, hablaremos en este apartado de autonomía, probablemente el aspecto más básico e importante y del que todos buscan opiniones antes de adquirir un dispositivo.

¿La nota? Pues un notable alto, pero ampliamos, pues el UMI eMAX mini se ha comportado muy bien a la hora de aguantar una jornada de uso intensivo sin problemas, aunque tenemos más dudas de que pueda llegar hasta las dos jornadas. Quizás con uso contenido sí, pero no si queremos disponer del terminal para usarlo continuamente.

Es decir, no tendremos problemas en mantener vivo el dispositivo durante días de mucho uso, pero al llegar a casa mejor conectarlo al cargador rápido para evitar problemas, aunque seguramente todavía mantenga como en nuestro caso alrededor del 40% de capacidad.

En uso continuado el eMAX mini funciona durante alrededor de 8 horas, como podréis comprobar en la prueba de PCMark que os hemos pegado justo aquí arriba. Es una cifra buena, no la mejor que hemos visto, pero sí muy buena para un terminal de este tamaño con panel FullHD.

P1020885

La cámara también se apunta al notable

Las cámaras se han convertido con el tiempo en uno de los componentes más importantes de los smartphones, y es que con la carrera del hardware igualando las fuerzas lo cierto es que diferenciarse de la competencia se hace complicado y la mayoría de fabricantes han optado por mejorar los apartados multimedia.

En este caso UMI opta por un sensor frontal de 8 megapíxeles con soporte para grabar vídeo en alta definición, acompañado de otro sensor de origen Sony de 13 megapíxeles para la trasera, con auto-enfoque, flash LED, HDR y soporte para grabación de vídeo FullHD.

Sobre el papel está en consonancia con el mercado e incluso por encima de la media, aunque eso no asegura los buenos resultados que ha cosechado el UMI eMAX mini en nuestras pruebas. Evidentemente no está a la altura de lo mejor del mercado, pero es que UMI tampoco quiere competir con la gama más noble, y si calibramos la prueba con el resto de dispositivos por debajo de los 200 euros seguramente no encontremos un resultado mejor.

Las imágenes valen más que mil palabras, así que aquí van varios ejemplos, como esta primera toma que, realmente, es de las más difíciles para un smartphone, a contraluz en una escena con muchas diferencias de iluminación y que el HDR consigue resolver bastante bien:

Img 20151107 173421

Excelente sin paliativos en tomas estáticas y bien iluminadas, en modo automático:

Img 20151107 173348

Buen nivel de detalle en tomas a objetos cercanos, en modo automático:

Img 20151211 150356

Salvando bien aunque con bastante ruido una toma nocturna, con agua en movimiento que de forma sorprendente no sale demasiado trepidada:

Img 20151209 191218

Y por última una captura de una plaza en mi ciudad, A Coruña, al anochecer, con buena iluminación artificial, que también salva de forma correcta manteniendo a raya el exceso de luz de las luminarias y sin introducir demasiado ruido:

Img 20151209 183021

Un notable merecido para la cámara, uno de los apartado más valorados y en el que los fabricantes han puesto el mayor foco en los últimos tiempos. De todos modos no queremos quedarnos en palabras, y para que podáis valorar mejor, os dejamos la habitual galería de ejemplos a tamaño real y sin retocar:

umi-emax-mini-camara

image01 image01 image01 image01

Android 5.0 Lollipop llega con retoques estéticos, pero casi ‘pure Google’

Analizar el apartado de software de casi cualquier dispositivo es hoy en día un trabajo complicado, y es que desde la versión de Android instalada de fábrica hasta las posibilidades de actualización, las capas de software y las aplicaciones propietarias a veces se hace muy difícil valorar un apartado que debería ser de los más trabajados por los fabricantes.

Es evidente que en los servicios está la utilidad de un smartphone, y sin software no tendría sentido utilizar ningún computador, así que probablemente este sea el apartado más importante de cualquier dispositivo aunque no se valore como tal.

UMI instala de fábrica en el eMAX mini la versión 5.0 Lollipop de Android, sin noticias sobre actualizaciones futuras pero con una capa de software muy ligera que probablemente permitirá desarollar una actualización de forma relativamente sencilla.

Screens

La personalización de UMI es básicamente un lavado de cara estético para dotar al dispositivo de un aspecto más desenfadado, con colores llamativos e iconos a juego, pero no entra demasiado en opciones profundas de Android permitiendo que la experiencia del usuario se mantenga muy cercana a la de Android ‘Pure Google’.

De hecho lo podréis ver en las capturas, que estéticamente sí se ha retocado un poco la interfaz, pero luego tanto el cajón de aplicaciones, como los ajustes o las cortinas de notificación y acceso rápido son idénticas a las de AOSP.

Sin duda un detalle del que nos alegramos, y es que a pesar de introducir aplicaciones propietarias para paliar detalles que Android no tiene en cuenta como la radio FM, lo cierto es que UMI ha sabido encontrar ese equilibrio entre una interfaz propietaria y la experiencia de uso más pura del Android original.

umi-emax-mini-software

image01 image01 image01 image01

P1020898

UMI eMAX mini, la opinión de Xataka

Con un catálogo tan saturado lo cierto es que cada vez es más complicado encontrar diferencias entre los smartphones de los diferentes fabricantes, sobre todo si hablamos de las gamas básicas donde la plataforma de hardware se suele repetir, el software mantiene experiencias de usuario similares y los acabados no se cuidan en exceso.

Sin embargo, el trabajo de UMI con el eMAX mini es bastante reseñable, pues el hecho de conseguir introducir un elenco de hardware como este en una carcasa bien acabada y de tamaño contenido a un precio de sólo 150 euros es digno de elogio.

Pocos smartphones de ese rango de precio pueden presumir de un chipset Snapdragon 615, pero mucho menos de una pantalla con resolución FullHD que se convierte en la gran estrella del dispositivo por méritos propios.

P1020895

Evidentemente tiene lagunas, como el material plástico en toda su construcción, la falta de NFC o lector dactilar e incluso más importante, la no compatibilidad con LTE en la banda de 800 MHz, aunque es difícil que encontremos en todo el mercado un dispositivo de este rango de precios que pueda competir con las posibilidades de hardware de este UMI eMAX mini.

En general, nuestra valoración del dispositivo es muy positiva, y no sólo tenemos en cuenta su inmejorable relación calidad/precio, sino que opinamos sobre nuestra experiencia de uso, donde el dispositivo se ha mostrado solvente y sin problemas de rendimiento en todas las situaciones.

Mención especial repetimos la merece la presentación, pues es extraño ver en un terminal tan económico un empaquetado que se ha cuidado al máximo, incluyendo un cable de calidad y un transformador de tamaño pequeño muy cómodo para la carga.

Y así mismo, cabe destacar también las capacidades de la cámara de un UMI eMAX mini que no destaca en ningún aspecto pero que tampoco palidece en ningún otro, y que con todo merecimiento se va a quedar con un notable en nuestras puntuaciones:

7.8

Diseño7.5
Pantalla7.75
Rendimiento7.75
Cámara7.75
Software7.5
Autonomía8.5

A favor

  • Hardware muy compensado y buena autonomía
  • UMI ha cuidado incluso los detalles
  • Inmejorable relación calidad/precio

En contra

  • No hay NFC ni lector dactilar, así que nada de pagos móviles de forma directa
  • Cristal frontal de calidad justa
  • No compatible con LTE en 800 MHz

El teléfono ha sido cedido para las pruebas por UMI España. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas


La noticia UMI eMAX mini, análisis: un smartphone de 150 euros que vive por encima de sus posibilidades fue publicada originalmente en NoticiasBlog por Damian Garcia .