Wolder llevaba un tiempo con un perfil bajo . Anuncios discretos y productos de gama de entrada que no acababan de llamar la atención. Todo esto ha quedado atrás, al menos esa es la sensación que nos ha dado la empresa cántabra esta mañana en la presentación cuando anunció su nueva línea de terminales: Wiam. Hace un rato en NoticiasBlog os contábamos que ofrecen los cuatro dispositivos que han presentado hoy.

Hay que ir más allá de los productos para entender que Wiam es una búsqueda para renovar Wolder como fabricante español de móviles. Con bq como referencia, ellos no quieren quedarse atrás en el mercado y con los nuevos terminales quieren ofrecer productos nuevos, diferenciales y con la misma política de precios ajustados. Las intenciones están y queda por ver si son capaces de conseguirlo.

Separar el grano del marketing

En los compases previos a la presentación de Wolder, uno de los partners de la compañía me comentaba los cambios que habían hecho internamente y destacaba la gran inversión en marketing y comunicación que iban a hacer con estos nuevos terminales . Quieren dar a conocer y saben que para ello deben moverse y llegar al gran público.

La línea Wiam refleja, según explicaba el CEO de la compañía, una nueva forma de hacer las cosas. Eliminar errores del pasado y hacer un producto mejor pero sin comprometer el precio. Dicen que quieres revolucionar la gama media de este año, tarea difícil a priori en vistas a que nunca más los terminales de este tipo habían luchado de manera tan dura en especificaciones y precio.

Wolder 6

Lo que hemos visto y probado nos ha gustado. Demuestra que efectivamente Wolder ha mejorado en muchos aspectos: mejores especificaciones (aunque según Wolder esto no es una obsesión para ellos), diseños más cuidados y buscando diferenciarse de los demás. Somos conscientes de que este mantra está muy trillado en el sector pero la verdad es que con sus modelos más ambiciosos (71 y 71 Plus) lo consiguen: son ​​gama medias que introducen un lector de huellas .

Wolder se apoya mucho en la consigna de ser una compañía española. Lo son, pero como la mayoría del sector en todo el mundo fabrican y montan en China. El diseño es el único que queda en la banda local, a veces ni eso.

Buenas ideas de Wolder sobre la mesa aunque todavía su proyecto de cambio está un poco verde. Durante la presentación vimos algunos dejes marketinianos que chirrían mucho: ¿qué es lo primero smartphoneband ? Un móvil que viene con una pulsera cuantificadores de regalo. Déjese del mundo marketing para vender pero que suenan fatal .

Wolder 5

El producto, por lo que hemos podido ver hasta ahora, no es malo. Han puesto empeño en todos los aspectos y dentro de unos días os llevaremos un análisis a fondo para comprobar si efectivamente están a la altura o las apariencias engañan. De momento la propuesta comercial (relación calidad / precio) es muy competitiva con el incentivo chovinista diseñado en España. Importante mencionar esto que al final Wolder, como los demás, montan y ensambla en China.

La apertura de Wolder más allá de Cantabria

Siempre que Ricardo Garrudo, CEO de Wolder, habla de la compañía lo hace refiriéndose como un negocio familiar que ha ido creciendo poco a poco hasta ser más de 150 empleados. Siempre ponen mucho énfasis en su público, Cantabria, pero si quieren crecer y ser importantes a medio plazo, deben salir del localismo para llegar a un mercado más grande, al menos el nacional.

Wolder 4

La idea del lector de huellas en fantástica pero hay que tener cuidado también la presentación …

Están en retail (online y físico) pero esta inversión en marketing que dicen es “ambiciosa” debe plasmarse en más lugares. Wiam puede ser un buen punto de inicio para ellos pero la estrategia pide calma y paciencia. Les llevará tiempo asentarse y es que ser fabricante de móviles es duro (que se lo digan a Lenovo). A bq, por poner un ejemplo cercano, he la costado años y esfuerzo estar donde están ahora.

Que lo consigan será bueno para el mercado y por extensión para los usuarios. Mientras esperamos a que esto ocurra, o no, nosotros vamos ya probando su nuevo teléfono para contaros si realmente han dado ese salto de calidad “revolucionario” que tanto decían esta mañana.