Las personas que viven en partes del norte de Europa han estado utilizando aceite de hígado de bacalao durante siglos para mejorar su inmunidad y protegerse de oscuros y largos inviernos. También han utilizado aceite de hígado de bacalao como una solución natural para el reumatismo, dolor de las articulaciones y los músculos rígidos.

La fuente primaria de aceite de hígado de bacalao está en los hígados frescos de los peces de Gadus morhua. Si bien no es muy apetecible para la mayoría de la gente, las poblaciones tradicionales sintieron que valía la pena beneficiarse de los numerosos efectos para la salud del aceite de hígado de bacalao.

¿Qué es el aceite de hígado de bacalao?

El aceite de hígado de bacalao es una fuente de nutrientes densos de vitaminas esenciales, incluyendo vitamina D y vitamina A, así como anti-inflamatorios ácidos grasos omega-3. Teniendo en cuenta que la mayoría de las personas no comen suficientes alimentos anti-inflamatorios que aportan vitamina D y omega-3 – nutrientes importantes que desempeñan un papel crucial en la salud cardiovascular, hormonal, inmune, reproductiva y neurológica muchos adultos y niños pueden beneficiarse regularmente de suplementos que contienen aceite de hígado de bacalao.

Usted puede consumir el aceite de hígado de bacalao fresco o tomar suplementos de venta libre. Cada cucharadita de aceite de hígado de bacalao tiene alrededor de 41 calorías y 4,5 gramos de grasa de acuerdo con el USDA, dividido entre ácidos grasos monoinsaturados, saturados y poliinsaturados.

El aspecto más beneficioso de tomar aceite de hígado de bacalao es que contiene altos niveles de ácidos grasos omega-3, del mismo tipo que se encuentran en pescados aceitosos o mariscos como salmón, caballa y sardinas. También es uno de los pocos y mejores alimentos ricos en vitamina D.

Los Omega-3 y la vitamina D son conocidos por disminuir la inflamación, prevenir la coagulación de la sangre, preservar la salud del cerebro y prevenir la depresión.

Incluso son capaces de causar niveles notablemente reducidos de dolor e hinchazón debido a condiciones inflamatorias como la artritis.

Para qué sirve el aceite de hígado de Bacalao

Docenas de estudios han relacionado el aceite de hígado de bacalao con los siguientes beneficios:

– Bajar el colesterol y los triglicéridos altos
– Prevención y tratamiento de la diabetes
– Bajar la presión arterial alta
– Prevenir las enfermedades del corazón
– Reducción del riesgo de osteoartritis
– Tratamiento de la depresión
– Disminuir el riesgo de enfermedades autoinmunes
– Combatir trastornos oculares como el glaucoma y proteger la vista
– Tratamiento de las infecciones del oído, alergias y asma
– Prevención y tratamiento de la enfermedad renal
– Ayudar a sanar las heridas de la piel
– Mantener la salud ósea y prevenir fracturas u osteoporosis

Beneficios y propiedades

1. Alta fuente de ácidos grasos omega-3 antiinflamatorios

El aceite de pescado de hígado de bacalao es una de las fuentes más ricas de ácidos grasos omega-3 de la naturaleza, llamado ácido docosahexaenoico (DHA) y ácido eicosapentaenoico (EPA). Debido a sus propiedades antiinflamatorias naturales, incluyendo la capacidad de reducir la producción de prostaglandinas, los omega-3 reducen la necesidad de fármacos anti-inflamatorios y pueden usarse para tratar una variedad de síntomas naturalmente, desde factores de riesgo de enfermedad coronaria hasta depresión o artritis.

Si aún no está familiarizado con los muchos beneficios de los alimentos o suplementos omega-3, estos incluyen la reducción de las probabilidades de desarrollar: enfermedad cardíaca, ADHD, ansiedad, colesterol alto, enfermedad inflamatoria intestinal, artritis, cáncer y más. Las grasas omega-6 no son necesariamente malas para usted, pero si se consumen en grandes cantidades sin omega-3, causan inflamación, que está en la raíz de la mayoría de las enfermedades.

2. Suministros críticos de vitamina D

La vitamina D actúa más como una hormona en el cuerpo que como una vitamina, ya que afecta el funcionamiento del neurotransmisor, la salud del corazón y las respuestas inflamatorias. Sintetizado por su propia piel cuando está expuesto a la luz UV del sol, la mejor manera de obtener suficiente vitamina D es pasar tiempo al aire libre sin protector solar.

No sólo la vitamina D desempeña un papel en el metabolismo óseo sano, sino que apoya funciones importantes de todas nuestras células. Debido a que los bajos niveles de vitamina D pueden interferir con la capacidad de nuestras células para multiplicar y reponer, la deficiencia de vitamina D podría aumentar el riesgo de enfermarse a corto plazo, o peor aún, desarrollar un trastorno autoinmune crónico, enfermedad cognitiva o cardiovascular, diabetes, osteoporosis o cáncer.

Teniendo en cuenta que la mayoría de los adultos y los niños no reciben suficiente exposición al sol durante todo el año debido a estilos de vida en interiores, la suplementación con vitamina D ahora se recomienda para la mayoría de las personas.

3. Alivia la artritis

Un estudio alemán, que incluyó a 43 pacientes con artritis reumatoide que ingerían 1 g de aceite de hígado de bacalao todos los días durante 3 meses, encontró que los pacientes experimentaron una disminución en la intensidad del dolor de sus articulaciones rígidas.

Un estudio separado concluyó que el aceite de hígado de bacalao también puede ayudar a los que sufren de osteoartritis. Los investigadores de la Universidad de Cardiff encontraron que el aceite de hígado de bacalao ayudó a reducir el dolor y el daño del cartílago causado por la osteoartritis, así como la reducción de la necesidad de reemplazo de la articulación. En su estudio, los investigadores encontraron que el aceite de hígado de bacalao redujo las enzimas relacionadas con el dolor y el daño del cartílago causado por la osteoartritis.

4. Enfermedad de la arteria coronaria

La ingesta diaria de aceite de hígado de bacalao puede ayudar a prevenir la aterosclerosis coronaria. Las investigaciones publicadas en la revista Lipids concluyeron que la ingestión de1,5 g de ácidos grasos n-3 por día resultó en “disminución de la progresión o aumento de la regresión de la enfermedad coronaria establecida”.

Las pruebas demuestran que el aceite de hígado de bacalao tomado en suplemento o en forma de alimento completo puede ayudar a disminuir los triglicéridos altos, un tipo de grasa peligrosa en la sangre que aumenta el riesgo de enfermedades del corazón. El aceite de hígado de bacalao también trata la presión arterial alta y ayuda a equilibrar los niveles de colesterol.

Si desea conocer los remedios caseros que puede preparar usando aceite de hígado de bacalao no se pierda el siguiente vídeo: