La manteca de karité es un aceite graso sólido que se deriva de las nueces de los árboles Karite (también conocido como Mangifolia), predominantemente encontrado en África (crece salvaje en el cinturón ecuatorial de África central entre Gambia y Sudán, donde las palmas de aceite no crecen debido a Precipitación insuficiente).

El árbol Karite lleva los frutos y las nueces dentro de las frutas que contienen manteca de karité. Las nueces son luego trituradas, hervidas y manipuladas con el fin de extraer una grasa de color claro, que comúnmente se conoce como manteca de karité. La manteca pura se asemeja a grumos de helado de caramelo duro.

Siendo comestible, la manteca de karité se utiliza a menudo en preparaciones alimenticias. Ha ganado enorme popularidad en el mundo occidental debido a su uso generalizado en varios productos de belleza como lociones, cosméticos, champús, acondicionadores y muchos más.

¿Qué es la Manteca de Karité?

Los principales componentes de la manteca de karité incluyen ácido oleico, ácido esteárico, ácido linoleico, etc. Se absorbe rápidamente en la piel ya que se funde a la temperatura corporal. La manteca de karité puede ser refinada o sin refinar. La manteca cruda o no refinada es la forma más pura de manteca de karité, que es la más natural y la menos procesada. Ya que se extrae manualmente, es capaz de conservar sus vitaminas, minerales y otras propiedades naturales.

Beneficios de la mantequilla de karité para la salud

La manteca de karité presenta varios beneficios para la salud, en particular para la piel y el cabello. Se utiliza en una variedad de cosméticos y fórmulas medicinales en combinación con otros ingredientes botánicos. Algunos de los beneficios para la salud de la manteca de karité se describen a continuación.

1. Cualidades curativas

La manteca de karité es conocida por sus propiedades curativas que se pueden atribuir a la presencia de varios ácidos grasos y esteroles vegetales tales como ácidos oleico, palmítico, esteárico y linolénico. La manteca de karité cruda no refinada es eficaz para curar erupciones cutáneas, piel cuarteada después del bronceado, cicatrices, estrías, picaduras, quemaduras, pie de atleta, artritis y fatiga muscular.

2. Cualidades antioxidantes

La manteca de karité contiene los antioxidantes de la planta, tales como vitaminas A y E, así como catechins. Las vitaminas A y E protegen las células de los radicales libres y del daño ambiental. Los ésteres de ácido cinámico en la grasa del karité ayudan a prevenir el daño de la piel causado por la radiación ultravioleta.

3. Propiedades antiinflamatorias

La manteca de karité tiene varios derivados del ácido cinámico que exhiben propiedades antiinflamatorias. La investigación ha demostrado que además de sus beneficios antiinflamatorios, el cinamato de lupeol que se encuentra en la manteca de karité evita el desarrollo de tumores. Sus propiedades anti-inflamatorias lo hacen beneficioso para la mejora de las condiciones de la piel.

Manteca De Karité Para La Piel

La manteca de karité se considera un súper alimento para la piel, ya que es rica en componentes preciosos como grasas insaturadas con una gran proporción de componentes no saponificables, ácidos grasos esenciales, vitaminas E y D, fitoesteroles, provitamina A y alantoína.

Se ha utilizado desde tiempos inmemoriales para el cuidado de la piel, el cuidado de los bebés, y para el consumo. De hecho, la legendaria reina egipcia, Nefertiti, le debía sus secretos de belleza a esta manteca, lo que demuestra su bondad para la piel. A continuación se presentan sus diversos beneficios para la piel.

1. Protección solar

La manteca de karité actúa como un protector solar natural al proporcionar protección contra las radiaciones ultravioletas del sol, aunque el nivel de protección ofrecido puede ser variable. La manteca de karité se considera como el mejor cuidado de la piel para el invierno y el cuidado después del sol, ya que proporciona la humedad adicional, nutrientes y protección necesaria para su piel durante la temporada de frío y verano.

2. Agente curativo

La manteca de karité tiene propiedades curativas increíbles. A menudo se utiliza como base en ungüentos medicinales debido a sus propiedades anti-inflamatorias. Se ha utilizado desde hace años para el tratamiento de cicatrices, eczema, manchas, decoloraciones de la piel, labios agrietados, estrías, manchas oscuras, y en la reducción de la irritación causada por la psoriasis.

Debido a su alto contenido de vitamina A, es eficaz para promover la curación y la desinfección, alivia las alergias de la piel como la causada por la hiedra venenosa y las picaduras de insectos. La vitamina F actúa como un rejuvenecedor para calmar y sanar la piel áspera y agrietada.

3. Beneficios Anti-Envejecimiento

La manteca de karité es considerada como uno de los mejores agentes anti-envejecimiento e hidratantes para la piel. Estimula la producción de colágeno, la proteína de andamiaje juvenil en la piel. Las vitaminas A y E que se encuentran en esta mantequilla mantienen la piel flexible, nutrida y radiante.

4. Cuidado de la piel del bebé

La manteca de karité es una excelente crema hidratante natural que carece de productos químicos. Por lo tanto, es ideal para el cuidado del bebé, además de ser suave, está especialmente adaptada para la piel delicada y sensible de los bebés. Puede ser utilizada para después del baño en la piel y también para el eczema o la erupción del pañal en la piel de los bebes.

5. Cuidado de los labios

La manteca de karité es fácilmente absorbible y proporciona humedad y nutrientes adicionales que se necesitan durante la estación fría y el tiempo seco. Por lo tanto, actúa como un bálsamo labial perfecto para proteger sus labios del clima frío y seco, es eficaz para el tratamiento de los labios secos y agrietados.

6. Restaura la elasticidad de la piel

La materia no saponificable y la vitamina F en esta mantequilla son ingredientes vitales para mantener la elasticidad de la piel. Por lo tanto, la aplicación de manteca de karité restaura la elasticidad de la piel y ayuda a mantener un tono de piel uniforme, además de hidratar, suavizar y embellecer.

Manteca de karité para el cabello

En resumen, se puede decir que se considera un acondicionador natural para el cabello, gracias a sus propiedades hidratantes y curativas. Algunos de los numerosos beneficios de la manteca de karité para el cabello se dan a continuación.

  • Calma el cuero cabelludo seco e irritado
  • Es Hidratante
  • Ayuda en la protección del cabello

Para saber más usos de la manteca karité no te pierdas el siguiente vídeo: