Todos recordamos esa era Nexus, esa época dorada en la que Google vendía sus teléfonos por todo el mundo, los útimos de esta familia fueron los Nexus 5X y 6P, fabricados por LG y Huawei, respectivamente. Mucha gente adquirió estos terminales y todavía los siguen conservando. El protagonista de esta historia, sin embargo, sólo es uno de ellos, el Nexus 5X.

El móvil fabricado por LG y vendido por Google es uno de los afectados por los ‘bootloops’ y una de las razones por las que se ha llevado a juicio al fabricante coreano. Un usuario de este terminal, víctima del mencionado problema, no tuvo más remedio que enviarlo a reparar, con la sorpresa de que le vino con 4 GB de RAM.

Como posiblemente sabrás, una de las especificaciones en las que era inferior al Nexus 6P es en la memoria RAM, quedándose en unos justos 2 GB, cuando no hubiera estado de más darle 1 GB más. El usuario, como decíamos, fue victima del ‘bootloop’ que afecta a algunos terminales de LG, con lo que contactó con el fabricante que, al estar fuera de garantía, rechazó repararlo gratuitamente.

Ante esta tesitura, el usuario consideró una buena idea enviarlo a China para ser reparado y, cuando el teléfono le fue devuelto, se encontró con que le habían colocado un módulo de 4 GB de RAM (cosa que, además, figuraba en el informe de reparación). Si bien normalmente este tipo de cambios hace que las OTAs no funcionen y aparezcan varios bugs, parece ser que todo le funciona correctamente.

En las capturas que puedes ver un poco más arriba comprobamos que el teléfono es un Nexus 5X y aparece con 4 GB de RAM. El usuario en cuestión, que ha posteado en Reddit este hecho, dice que la más reciente OTA que ha recibido le ha funcionado correctamente, al igual que el resto de funciones, e incluso va más rápido como consecuencia del aumento de RAM.

Vía | 9To5 GoogleEn NoticiasBlog | Google Assistant llegaría a los Nexus 6P y Nexus 5X con la próxima actualización