En el guardarropa hay básicos y una blusa blanca es uno de ello. Sin embargo,  las prendas de tonos claros son un reto en su limpieza, porque parece inevitable que pasen del blanco al amarillo. ¿Son desechables? En realidad no. Hay trucos que pueden blanquear la ropa amarillenta sin recurrir al cloro u otra sustancia que pueda dañar el tejido.

Foto iStock

 

¿Cómo quitar lo amarillo de la ropa blanca?

Al blanquear una prenda tendemos a usar químicos que pueden afectar la salud y el medio ambiente, así lo describe una investigación de la Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades. En este documento se revela que el dióxido de cloro reacciona rápidamente al agua y a los tejidos húmedos del cuerpo.

Al respirar aire contaminado con esta sustancia se puede experimentar irritación en la nariz, garganta y pulmones.

Trucos para eliminar lo amarillo de la ropa blanca sin usar cloro

Sin importar cuánto tiempo tienes con tu ropa blanca, estos remedios naturales son muy efectivos a la hora de quitarle el tono amarillo. ¡Inténtalo!

Foto iStock

1. Acción profunda sobre la tela

Ingrediente

½ taza de bicarbonato de sodio

1 tapa de tu detergente

Preparación

Humedece la prenda. En un recipiente grande mezcla el bicarbonato y el detergente con agua. Introduce la prenda amarilla y deja reposar por unos minutos (20 para ser exactos) y talla con suavidad pero insistencia. Enjuaga. Para mayor acción agrega un par de gotas de limón.

2. Blanco que deslumbra

Además de evitar la propagación de virus y bacterias, el vinagre blanco es un increíble limpiador ecológico.

¿Cómo utilizar?

  1. Mezcla ½ taza de vinagre blanco y detergente.
  2. Lava tu ropa de la forma que lo haces regularmente.
  3.  Si tus prendas tienen manchas amarillas en axila y cuello coloca directamente el vinagre en la zona y deja reposar por 10 minutos.
  4. Por último enjuaga con agua fría.

Foto iStock

También te puede interesar: ¿Cómo elegir el mejor desodorante para tus axilas?

Blanco que impacta

¿Cómo realizarlo?

  1. Hierve un litro de agua y agrega el jugo de dos limones.
  2. Remoja la prenda pon media hora.
  3. Frota donde estén las manchas y enjuaga la prenda.
  4. Lava con tu detergente de costumbre.

 

Después de intentar estos trucos tu ropa blanca volverá a lucir como nueva. ¡Sí, nueva y sin color amarillos!