Samsung ha decidido seguir su propio camino en el mundo de los pagos móviles: Samsung Pay. Sabemos que llegará dentro de poco en España (Android Pay tardó más) pero en una entrevista en ZDNet uno de los máximos responsables de este proyecto nos ha dejado algunas claves para entender cuáles son los siguientes pasos en la hoja de ruta de los coreanos.

Injong Rhee explica que Samsung Pay es un proyecto de futuro y que está para quedarse. Van a apostar fuerte por él para que se convierta en un estándar. Son realistas y aceptan que su plataforma de pagos no será un sustituto de la cartera. Piensan que actuará como un complemento y que ambas podrán coexistir . Veamos qué más ha explicado Injong.

Seguir expandiéndose y llegar a más móviles

Hasta el mes de octubre, Samsung Pay ha conseguido un millón de suscriptores y ha conseguido que los usuarios realicen transacciones por un volumen total de 88 millones de dólares . Cifras modestas pero hay que tener en cuenta que llevan poco tiempo en funcionamiento y que sólo están en unos pocos mercados.

La adopción por parte de las empresas ha sido positiva y según Samsung han dado prioridad a su servicio frente a otras plataformas de pago móvil como Android Pay o Apple Pay. En la entrevista no especifica los motivos pero da a entender que la clave está en la tecnología que hay detrás (Loop Pay y MST).

En noviembre habrá una gran actualización que permitirá usar tarjetas regalo, tarjetas de fidelización e incluso hacer pagos dentro de una aplicación . También habrá cambios en la interfaz para que todas las tarjetas que tenemos registradas aparezcan en la cartera virtual. A priori suena a que será un menú similar al que ya se utiliza en otras apps de este tipo.

1024 2000 6

Sobre la introducción de sistemas con los que poder pagar, Samsung dice que introducirá sistemas magnéticos de transmisión segura (MST) en los teléfonos de entrada y gama media para así llevar su plataforma de pagos móviles además dispositivos. Teniendo en cuenta que los tope de gama no generan mucho volumen de ventas, es un paso acertado permitir a estos dispositivos la posibilidad de hacer transacciones.

También hubo oportunidad para hablar del Gear S2 (reloj que hemos analizado esta semana en Xataka) y aquí la cuestión se enredó un poco. Injong dio a entender que no soportará pagos con Samsung Pay aunque el dispositivo tiene NFC. Esto además se contradice con el anuncio oficial por parte de la compañía diciendo que en un futuro llegará una actualización para activarlo. Probablemente sea así pero aquí el responsable de la compañía coreana ha envuelto.

Por último, Samsung se ha planteado llevar su servicio a otros fabricantes para abrirse más y que llegue a más personas. De momento dicen que están centrando sus energías en el desarrollo y que en el futuro puede que acabe llegando pero de momento no es la prioridad para la compañía. Teniendo en cuenta que aún están desembarcando en varios mercados, está claro que hay otras tareas importantes que hacer.