Los síntomas del síndrome del intestino irritable (también llamado “colon espástico”) pueden ser embarazoso e incómodo. Pero hay maneras naturales de obtener alivio.

Dado que no existe una cura segura para este síndrome, las personas desarrollan sus propias maneras de vivir con el enemigo. La clave: No se desanime. Los cambios en la dieta y las tácticas de alivio del estrés deberían proporcionar una dosis significativa de alivio. Para obtener algo más seguro, puede combinar los cambios en la dieta con una de las terapias alternativas que se indican a continuación.

Remedios caseros para el colon irritable

1. Maneje su estrés

Dado que el estrés es uno de los factores conocidos por desencadenar problemas de estómago, aprenda a controlarlo con meditación, yoga o un simple ejercicio de respiración como éste: Siéntese cómodamente, o recuéstese, concentre tu atención en al aire que entra y sale de tu cuerpo.

Cuando los pensamientos perturbadores o que le producen ansiedad interfieran, enfóquese completamente en su respiración. Practique esto diariamente. Luego, cada vez que sienta que se pone tenso y ansioso, úselo para calmarse.

Mantenga un diario de sus síntomas del colon irritable, anotando qué tipos de problemas tiene y cuán graves son. En ese diario también anote cualquier evento estresante que enfrente en su día a día.

Ocasionalmente lea su diario. Si usted tiene más síntomas de colon irritable justo antes de un vuelo de avión o reuniones con su jefe, por ejemplo, esto significa que puede haber una conexión. Una vez que haya detectado situaciones que parecen desencadenar síntomas del colon irritable, debe buscar la manera de usar la técnica de respiración para sobrellevarlas mejor.

2. Facilítele el trabajo a sus intestinos

Minimice los alimentos fritos, las carnes, los aceites, la margarina, los productos lácteos y otros alimentos grasos. Ellos hacen que su colon se contraiga violentamente, lo que puede conducir a diarrea y dolor abdominal.

Manténgase alejado de los alimentos picantes. La capsaicina en los pimientos picantes, por ejemplo, hace que su intestino grueso se llene de espasmos, que pueden causar diarrea.

3. Reduzca la cafeína

La cafeína puede empeorar el síndrome del colon al irritar los intestinos. Evite los alimentos que se sabe que causan flatulencia, incluyendo la col, las coles de Bruselas y el brócoli.

4. Evite edulcorantes artificiales

No mastique chicle o caramelo que contenga edulcorantes artificiales. Entre los edulcorantes comunes en estos productos están el sorbitol y el manitol, que pueden tener un efecto laxante. Son muy difíciles de digerir. Cuando las bacterias en su colon eventualmente descomponen estos “azúcares no absorbidos”, usted se llena de gases y puede tener diarrea.

5. Deje de fumar

La nicotina contribuye a los brotes del síndrome de intestino irritable. Además, cuando usted fuma, usted traga el aire, y las personas con colon irritable son muy sensibles a tener aire en el intestino. Remedios caseros para dejar de fumar

6. Incluya fibra en su dieta

La fibra soluble absorbe el líquido en sus intestinos, ayudando a prevenir la diarrea. Una buena fuente son los frijoles, harina de avena, y algunas frutas, como manzanas, fresas y pomelos.

Si usted no lograr conseguir agregar bastante fibra soluble en su dieta, tome un suplemento diario del psyllium, el ingrediente principal en suplementos dietéticos de la fibra. A diferencia de los laxantes químicos, el psyllium es seguro para tomar a largo plazo. Siga las instrucciones en la etiqueta para saber dosificación.

Si el estreñimiento es su principal problema, debe llenar su estómago de fibra insoluble, que se encuentra en el trigo integral, el salvado, otros granos enteros, ensalada de verduras y otros alimentos. La fibra insoluble aumenta el volumen de las heces, lo que acelera su paso a través de los intestinos.

Si usted no ha agregado mucha fibra en su dieta, aumente la cantidad que usted come gradualmente. La adición de demasiada fibra de una vez puede realmente generarle gases y la hinchazón en el estómago. Comience con 8 g de fibra diaria, esto lo lograría consumiendo dos peras al dia y luego debe aumentar en 3 o 4 g cada día hasta que esté hasta 30 g al día.

Beba por lo menos de seis a ocho vasos de agua cada día para mantener la fibra moviéndose suavemente a través de su sistema.

7. Distribuya sus comidas

Coma comidas más pequeñas con más frecuencia en lugar de un par de comidas grandes cada día. Sentar se a comer grandes cantidades de alimentos a la vez puede sobre estimular su sistema digestivo.

Si por lo general se traga sus comidas rápidamente, vaya más despacio y preste más atención a masticar sus alimentos. Al comer muy rápido a menudo traga demasiado aire, lo que se convierte en gas intestinal molesto.

8. Comer yogur

Tener diarrea puede drenar buenas bacterias que ayudan a evitar que las bacterias dañinas crezcan fuera de control. Cuando usted está teniendo diarrea relacionada con el síndrome de intestino irritable debe comer mucho yogur ya que este contiene bacterias activas, como acidophilus o tomar suplementos de acidophilus. La dosis diaria habitual es un tarro de yogur que contiene de 1 a 2 mil millones de organismos vivos. Tómelo con el estómago vacío.

9. Beber té

Cada día debe beber una taza o dos de té de menta, que relaja los intestinos, reduce los espasmos, y alivia el dolor causado por el gas estomacal. Asegúrese de comprar un tipo de té que realmente contenga menta, en lugar de té negro con sabor a menta.

Alternativamente, puede tomar cápsulas de aceite de hierbabuena con recubrimiento entérico. El revestimiento asegura que el aceite llegue al intestino en vez de descomponerse en el estómago. Tome una o dos cápsulas tres veces al día, entre comidas.

10. Beber té de jengibre

El jengibre alivia todo tipo de problemas digestivos, incluyendo los síntomas del colon irritable.

Para prepararlo coloque Una media cucharadita de jengibre en una taza, luego vierta en agua caliente, dejarlo concentrarse durante 10 minutos, colar el jengibre y beber el té. Las bolsas de té de jengibre también están disponibles. Beba de cuatro a seis tazas al día.

11. Hacer algo de ejercicio

Siempre que sea posible, realice una rutina de por lo menos 30 minutos de ejercicio de bajo impacto como caminar. El ejercicio ayuda a aliviar el estrés, libera endorfinas calmantes naturales y mantiene su cuerpo, incluido su sistema digestivo, funcionando sin problemas.

Consulte más en el siguiente video: