Un psiquiatra de la Universidad de California, el dr. Roger Gould hizo un estudio por internet entre 17,000 personas (90% mujeres) que han hecho dietas para adelgazar y han fracasado. El doctor encontró que la mayoría había fracasado porque comían emocionalmente.

Y es que mucha gente no come porque tiene hambre fisiológica sino que come como una forma de calmar su estado emocional. Por ejemplo, hay personas que comen cuando están muy felices, hay otras que comen porque están deprimidas. Yo me pregunto si eso de comer emocionalmente es culpa de los padres.

Por lo menos yo sí soy culpable. Cuando mi hija mayor estaba chica y hacía algo bueno, yo le daba algo de comer o le decía “Vamos a celebrar!” Y eso quería decir ir al restaurante. Cuando ella fue creciendo, siempre que pasaba algo bueno, decía “Vamos a celebrar” y quería decir ir a comer.

Lo bueno es que me di cuenta a tiempo y cambié de método para “celebrar”. Otro error que he visto que se comete es que cuando los bebés se sienten incómodos por alguna razón que no es hambre, los padres les dan el chupón.

Ver también
Cómo eliminar flacidez en los brazos
Seis secretos para quemar grasa
Dieta de la sopa quemagrasa
Trucos caseros para perder medidas

Lo cierto es que, sea culpa de quien sea, tenemos que quebrar ese ciclo. Comer por hambre emocional conlleva a comer en exceso y por lo tanto al sobre peso. A continuación pondré unos tips para que podamos diferenciar cuándo estamos comiendo por hambre emocional y poder evitarlo.

Descargue las emociones de otra manera
Si su hambre empezó de pronto y motivada por un evento o algún sentimiento de alegría o tristeza, por ejemplo una buena noticia o una mala, entonces lo más seguro es que esa es hambre emocional. Busque otra manera de calmar ese sentimiento. Llame a un amigo o a un familiar para hablar de lo acontecido y gastar la energía allí.

Si es un antojo, evítelo
Cuando el hambre es física, el cuerpo pide un plato de comida saludable. Si lo que tiene es un antojo de chocolates, helados o galletitas, lo más seguro es que tiene hambre emocional. Comerse el antojo a esta hora sería una garantía de que comerá en exceso. Mejor tómese dos vasos de agua y trate de distraerse con otra actividad. Cómase el antojo mas tarde de postre despues de una comida saludable.

Cuando come, concéntrese en comer
En cierta ocasión leí que el mensaje de que el estómago está lleno tarda 10 minutos en llegar al cerebro. Si usted está viendo televisión o trabajando en la computadora mientras come, el cerebro estará ocupado en la actividad y tardará aún más en recibir el mensaje del estómago. Lo cual significan mas calorías para usted.

Mas remedios para perder peso