Los orígenes del apio tienen lugar en Europa y Africa. La planta, que pertenece a la misma familia del perejil, puede crecer un poco más de un pie de altura.

Una de las ventajas del apio es que tanto las hojas y el tallo como las semillas y las raíces se pueden utilizar. Originalmente el apio fue utilizado como planta medicinal pero más adelante fue ganando popularidad como alimento de consumo diario.

En la antigüedad el apio era considerado como una planta sagrada. Los griegos coronaban a sus atletas con coronas de apio. En la tumba del faraón egipcio, Tutankhamun se encontraron guirnaldas hechas de apio. Se cree que el escritor y poeta griego, Homero, menciona el apio en su obra literaria La Odisea.

el apio era considerado una planta sagrada

La semilla del apio y el tallo contienen un compuesto llamado ftalida que actúa como sedante. Un vaso de mitad jugo de apio y mitad jugo de zanahoria al día es un buen remedio natural para la ansiedad y los nervios.

Ver también
Limón para mantener la piel saludable
Usos del aceite de oliva
Usos y propiedades del ajo

Las ftalidas también son eficaces para desintoxicar al cuerpo de cancerígenos, en especial los causados por el humo del cigarrillo.

Otro beneficio para la salud del apio es que ayuda a regular la presión de la sangre. Un remedio natural para bajar la presión alta usado por la gente en Vietnam consiste en comer dos tallos de apio diarios.

El apio también ayuda a perder peso. Su alto contenido en agua y fibra y pocas calorías hace que la persona se sienta llena. Además el jugo de apio ayuda a reducir los antojos.

El jugo de apio también es un buen remedio casero para la artritis y para bajar el colesterol.

Más remedios caseros

Remedios para quitar las manchas bajo las axilas
Exfoliante de limón para revelar piel nueva
Propiedades y usos de la sábila
Té verde para el acné