Cuando nos estamos haciendo el manicure, no nos ponemos a pensar cual es el propósito o la función de la cutícula y porque debe permanecer en las uñas, sino que más bien tendemos a decirle a la manicurista que la elimine.

Las cutículas forman parte de nuestra piel y contribuye a fortalecer y ayuda al crecimiento de nuestras uñas.

Las cutículas están allí por una razón, son como una barrera protectora para las uñas, dice el doctor Richar Scher, profesor de dermatología de la Universidad de Cornell.

He aquí las seis razones por las cuales es bueno mantener y no eliminar la cutícula de las uñas.

1. No cortar las cutículas

Nunca permita que la manicurista corte sus cutículas porque los dermatólogos dicen que no hay una buena razón para cortarlas.

El cortarlas podría abrir la puerta a una infección o irritación cutanea o en la misma uña.  Si quitas la cutícula, ese espacio quedará  abierto, y cualquier bacteria o microbio podría entrar allí, dice el doctor Scher.   Cortar las cutículas también puede conducir a problemas de uñas, tales como manchas blancas o líneas blancas.

Si usted contrae una infección bacteriana en esa área, puede obstaculizar el crecimiento de la uña.

Además de no ser estético, es incómodo dice la doctora Ella Toombs dermatóloga de Washington DC.

2. El uso de un palito de naranja.

Si usted quiere que sus uñas parezcan más largas,  puede empujar sus cutículas hacia detrás suavemente con un palillo de madera en vez de cortarlas.
“Las cutículas no deben ser cortadas”, dice Toombs porque al hacerlo  corte puede hacerse más duras o más propensas a fracturarse.    Si se cortan, van a irse poco a poco  separando  de sus uñas.

Algunas personas que cortan sus cutículas con regularidad les da temor  dejar de hacerlo, porque se preocupan de que sus cutículas crecerán y crecerán, dando a sus manos un aspecto antiestético.

Los expertos dicen que esto no va a suceder, y en vez de cortarlas es más sabio usar el palito de naranja para bajarlas un poco.

“Es un mito, igual al que dicen por ahi que al afeitarse la barba crece más rápido” asegura el doctor Scher.  Tampoco es cierto que al cortar la cutícula la uña crecerá más rápido.

3. Hidratarlas.

Como las cutículas no se sienten tan suaves como el resto de la piel de sus manos es necesario hidratarlas.  Las cutículas que no se hidratan, se secan, se rompen y se descarapelar al igual que la piel reseca dice el doctor Scher.
Una buena crema hidratante para mantener las cutículas hidratadas es muy importante usarla.   Cualquier crema que sirva para hidratar nuestra piel, tambien funcionará para las cutículas.  Cuando usas la crema para hidratar las cutículas debes frotarla al igual que harías en tus manos.

La mayoría de los dermatólogos recomiendan productos hidratantes, como ungüentos o cremas, para obtener los mejores resultados.

La Academia Americana de Dermatología recomienda la vaselina como una forma no muy costosa de cuidar las cutículas.

Pero algunos médicos dicen que el uso de un producto como la vaselina durante todo el día no siempre es práctico, por lo que hay otras alternativas para usar en las cutículas cuando se trabaja mucho con las manos.

“Los ungüentos son más difíciles de usar durante el día, porque son menos densos”, dice Bruce Robinson, MD, instructor clínico de dermatología en el Lenox Hill Hospital en la ciudad de Nueva York.

“Puedes usar la vaselina por la noche cuando no tienes que manejar papeles en la oficina y durante el día usar  las lociones, porque no ponen las manos  grasosas.

Sin embargo las lociones no son tan efectivas como las cremas, ungüentos y la vaselina”.

Un tratamiento de cera caliente, que normalmente se ofrece en los salones de belleza o centro de manicure, es otra buena manera de hidratar las cutículas.

La cera se calienta hasta que se derrite. La gente sumerge sus manos en la cera caliente, después le ponen guantes plásticos y una toalla para sellar el calor y la dejan en las manos por diez o quince minutos.

“Después de quitarla, las manos, las uñas y las cutículas estarán más suaves”, dice Toombs.

“Ese es un tratamiento maravilloso para las uñas y las cutículas.”
Sea cual sea el método que elijas, asegúrate de humedecer tus manos con regularidad.

“Cuanto más frecuentemente se lubrican las manos, incluyendo las uñas y cutículas, en mejor estado estarán”, asegura la doctora Toombs.

4. Evite Manicuristas que eliminan la cutícula.

Muchas personas visitan al dermatólogo cuando desarrollan manchas rojas y dolorosas alrededor de sus uñas o cutículas causadas por una infección cutánea llamada paroniquia.

“A menudo, los pacientes vienen a mí cuando fueron a  hacerse un manicure nuevo y  los atendió un técnico de uñas muy agresivo”, dice Scher.

“Por lo general, tienen una infección por la manipulación excesivamente vigorosa, que por lo general se manifiesta como enrojecimiento y dolor.   En estos casos los antibióticos pueden ser necesarios si hay infección”.

Así que antes de que te arreglen las uñas en un centro estético, díle a tu manicurista que sólo deseas que empuje las cutículas hacia atrás muy suavemente con un palito de naranja, nada más.

Si ves que empuja las cutículas vigorosamente, pídele que se detenga de inmediato ya que te  puede causar una lesión y potencial infección.

5. Manténgase alejado de los agentes que causan resequedad

Las manos, las uñas y las cutículas pueden secarse si lavas los platos frecuentemente o con un removedor de esmalte que contiene acetona.   Los expertos en el cuidado de la piel recomiendan usar guantes para lavar los platos y un removedor de esmalte sin acetona.

“Ya sea lavando la ropa o los platos, tu necesitas usar guantes de vinil”, dice Toombs.

“Y es también  un buen momento para ponerse la crema humectante antes de usar los guantes porque con los guantes puestos se mantiene hidratada la cutícula y los guantes protegerán tus manos de la resequedad causada por el agua”

6. Mantenga las manos fuera de su boca.

“Su boca es una área sucia, y la saliva es una enzima que descompone la piel”, dice Robinson y si muerdes tus cutículas puedes contraer facilmente una infección.
Así que si tienes el hábito de morderse las uñas o mordisquear tus cutículas, debes trabajar en eliminar esos malos hábitos para mantener tus uñas y las cutículas sanas.

Aprende más sobre la importancia de las cutículas y cómo cuidarlas en el siguiente video: