Los pepinos tienen un elevado nivel de líquido en su composición, casi el 97% es agua. Además, es rico en vitamina E y aceites naturales, lo que lo convierten en un ingrediente excelente para reparar, hidratar y aportar vitalidad a la piel. Mientras que su vitamina A y C tienen un efecto antioxidantes que favorecería el combate del daño celular que produce el paso del tiempo, así como la producción de colágeno y elastina, dos proteínas que trabajan de la mano para mantener saludable.

# 1 Disminuir las gafas
Quizás uno de los usos más popular del pepino es para reducir las ojeras y la hinchazón alrededor de los ojos. Las famosas rodajas de pepino aplicadas sobre los párpados son ideales para desinflamar e hidratar la piel de esta zona de tu rostro. Simplemente tienes que cortar medio pepino frío en rodajas y colocarlas durante 10 minutos sobre tus ojos. Otra receta casera consiste en sumergir las rodajas en leche fría, escurrir un poco e ponerlas sobre los ojos durante unos 10 minutos.

# 2 Para prevenir el acné
Para los que sufren de piel grasa y tienden a tener acné con facilidad, las propiedades astringentes del pepino puede resultar de gran ayuda para frenar aparición de granitos y otras imperfecciones. Esta hortaliza ayuda a disminuir el exceso de grasa cerrando los poros dilatados e impidiendo la proliferación de microorganismos. Para obtener sus beneficios simplemente pela un pepino, Licuala o triturar y aplica sobre las zonas con acné. Deja actuar por unos 20 minutos y retira con abundante agua.

# 3 Guerrero contra las arrugas
Para atenuar las llamadas líneas de expresión e hidratar la piel del contorno de los ojos, el pepino puede ser una muy buena opción. A medida que pasa el tiempo nuestra piel pierde elasticidad y necesita más hidratación y colágeno, por lo que las vitaminas A, C, y E que contiene el pepino y sus propiedades antioxidantes te ayudarán a retener la humedad, entregarla té de toxinas y prevenir el envejecimiento de las células.

La manera más sencilla de incluir el pepino en tu rutina de belleza es triturar hasta que quede hecho puré y aplicarlo sobre la cara. También puedes preparar una leche de pepinos con dos pepinos maduros, un litro de agua y dos cucharadas de glicerina. Sólo coloca a hervir los pepinos cortados en finas rebanadas en el agua, deja enfriar y luego cuela sobre un lienzo, presionando con suavidad hasta extrae todo el líquido que puedas de ellos. Agregar la glicerina y listo, tendrás tu leche de pepino (debe mantenerse refrigerada).

# 4 Fuera manchas en la cara
Una opción casera y natural para atenuar y desvanecer las manchas en la cara es usar jugo de pepino. El pepino al igual que el limón, es un agente con propiedades blanqueadores y aclarante que te ayudarán a dar un tono uniforme en tu piel. Para disfrutar de sus beneficios has licuar un pepino con todo y cáscara y añadir un poco de bicarbonato de sodio o unas gotas de limón. Mezcla perfectamente y se aplica sobre las áreas con manchas. Deja actuar entre 15 y 20 minutos y retira con abundante agua.

# 5 Codos y rodillas suaves
Tener los codos y rodillas suaves, libres de sequedad y asperezas, puede ser tan sencillo como frota rodajas de pepino sobre la piel que cubre estas áreas de tu cuerpo. El pepino es rico en vitamina E y aceites naturales, dos sustancias que reparan e hidratan la piel. Otra opción que puedes probar es rayar un pedazo de pepino con todo y la cáscara. Añade un poco de aceite de jojoba y arcilla blanca hasta formar una pasta. Coloca sobre los codos y rodillas con movimientos circulares y se deja actuar por unos 15 minutos. Lava con agua abundante.

También te puede interesar: