Los móviles de pantalla grande se han consolidado como la opción predilecta de los usuarios, pero todo tiene un límite. Hace ya unos cuantos años, cuando los móviles servían sólo para llamar y enviar mensajes, los fabricantes trataban de miniaturizar sus productos al máximo, una tendencia que se frenó en seco con la llegada de los smartphones y poco a poco fue tirando hacia el extremo opuesto.

Si hay una compañía responsable de desatar la fiebre de las pulgadas, esa es sin duda Samsung, y el dispositivo que encendió la mecha fue el Samsung Galaxy Note con su pantalla de 5,3 pulgadas -tamaño que hoy encontramos hasta en móviles de gama de entrada. Samsung ha seguido apostando por paneles de grandes dimensiones de una forma relativamente comedida. Sin embargo, si se confirma el último rumor significaría que tienen preparado algo todavía más grande.

El dato viene de la mano de @evleaks, conocido filtrador en el mundillo de los smartphones y que por cierto tiene un amplio historial de aciertos a sus espaldas. En un escueto tweet, Evan Blass nos muestra el que podría ser uno de los próximos lanzamientos de la compañía: el Samsung Galaxy J Max.

Poco se sabe acerca de este misterioso dispositivo, pero lo primero que llama la atención es su nombre. Samsung suele nombrar los dispositivos de su serie J con un número, pero en este caso lo habrían dejado en un simple “Max”, en clara referencia a su tamaño.

Si los rumores no fallan, el Samsung Galaxy J Max contará con una enorme pantalla de 7 pulgadas, la más grande en el catálogo de móviles de Samsung hasta la fecha. Además, se sabe que tiene capacidades de teléfono porque cuenta con doble ranura SIM y soporta una gran variedad de redes internacionales, pero de momento esto es todo lo que ha trascendido sobre el terminal.

Siete pulgadas… ¿para qué?

Cuando superamos la barrera de las seis pulgadas ya estamos sacrificando la funcionalidad en aras de la experiencia visual, pero con siete pulgadas ya dejamos el terreno de los phablets para entrar de lleno en el mundo de las tabletas compactas. Son equipos muy portátiles pero no pensados para llevar todo el día encima como hacemos con el móvil (y de meterlos en el bolsillo mejor ni hablamos.

La propia Samsung cuenta con varias tabletas de siete pulgadas en su catálogo, pero hasta ahora el teléfono más grande que hemos visto fue aquel Samsung Galaxy Mega con pantalla de 6,3 pulgadas, un gigante que ni siquiera se vendió en nuestro país (aquí llegó su hermano “pequeño”, el Galaxy Mega 5.8).

Es cierto que un panel más grande resulta más cómodo al navegar, ver un vídeo e incluso escribir un correo, pero cuando se trata de un dispositivo que siempre llevamos encima y con el que también tenemos que hacer llamadas, siete pulgadas es un tamaño excesivo.

Con todo, si Samsung acaba lanzando el Galaxy J Max no estarían solos, otros fabricantes ha se han aventurado en esta categoría tan indefinida como es el caso del Huawei MediaPad X2, también con panel de siete pulgadas en diagonal. Otros prefieren reducir un poco, como Asus que con su nuevo Zenfone 3 Ultra ofrece una diagonal de 6,8 pulgadas o aquellos que se quedan en 6,4 pulgadas, como sería el caso del Sony Xperia Z Ultra o el Xiaomi Mi Max. ¿Se sumará Samsung al club de las siete pulgadas? El tiempo (y los rumores) lo dirá.

Vía | Twitter
En Xataka Móvil | La triste realidad del amante de los teléfonos de menos de 5 pulgadas


La noticia

¿Necesitamos móviles de 7 pulgadas? La última filtración de Samsung apunta en esa dirección

fue publicada originalmente en

NoticiasBlog

por
Amparo Babiloni

.