Tener los pies resecos y los talones agrietados no es para nada agradable. Más allá de los estético, esos surcos son señal que nuestra dermis necesita ayuda, porque esa apariencia descuidada podría ir acompañada de picazón, dolor, descamación, tono amarillento y heridas.

Foto iStock

 

Esta áspera situación puede tener una fácil solución, una mascarilla casera para pies resecos. Una solución que dejará esta zona de tu cuerpo suave como el pétalo de una rosa

RECETA: Mascarilla casera para pies resecos

Antes de revelarte tan magnífica opción es necesario saber qué causa que tus pies luzcan resecos y agrietados. Su origen puede ser diverso:

Piel seca. De acuerdo al instituto médico Mayo Clinic es una condición que puede deberse al clima, calor, baños y duchas calientes, jabones y detergentes abrasivos, dermatitis o psoriasis.

Zapatos  inadecuados. Los calzados de plástico favorecen las grietas.

Mala postura. Al no apoyar bien el peso al caminar estás haciendo que  tus talones se esfuercen más lo que los puede lesionar.

Foto iStock

Mascarilla hidratante

Ingredientes

  • 2 cucharadas de sal de mal (30 gramos aprox)
  • 1 plátano muy maduro o ½ aguacate (machaca bien con un tenedor)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva, de almendra o de coco.

Preparación

Mezcla todos los ingredientes hasta formar una pasta que no sea muy líquida ni muy espesa.

Uso

  1. Coloca tus pies en una cubeta con agua caliente por 5 minutos.
  2. Con una piedra pómez remueve con cuidado todas las células muertas.
  3. Seca tus pies y aplica la mezcla. Deja reposar por 10 minutos y retira con una toalla haciendo un suave masaje.

 

Para que tenga un efecto duradero repite cada 5 días.