Las bebidas energéticas que vemos todos los días anunciadas en la televisión o en los otros medios de comunicación, contienen una alta dosis de cafeína y otros estimulantes que, aunque son legales, están concentradas en estas bebidas en una manera exagerada.

Generalmente las bebidas energéticas de las marcas mas conocidas son consumidas por personas menores de treinta años de edad, especialmente por muchachos que van a la secundaria o a la universidad.

Estas bebidas pueden ser compradas por estos estudiantes dentro de la institución o fuera de ella. Las bebidas energéticas contienen altas cantidades de cafeína pueden ser peligrosas pues estimulan y aceleran los latidos del corazón y también alteran la presión sanguínea hasta el punto de producir palpitaciones e incrementar el insomnio.

Estas bebidas no deben consumirse cuando se hace ejercicio pues la combinación de la pérdida de fluidos del cuerpo por medio del sudor combinado con los efectos diuréticos de la cafeína pueden dejar a la persona que consume estas bebidas severamente deshidratada.

Algunas personas que consumen bebidas energéticas, las mezclan con alcohol. Esta combinación acarrea un alto riesgo para la salud ya que las bebidas energéticas son estimulantes por si solas. Si le sumamos el alcohol que es un depresivo, los efectos de esta combinación pueden ser muy peligrosos.  

Los estimulantes de la bebida energética pueden esconder lo intoxicada que se encuentra la persona por los efectos del alcohol y los síntomas de la fatiga no se presentan para servirle de señal a la persona para que pare de beber.

Una vez el efecto del estimulante se esfuma, los efectos depresivos del alcohol se quedan presentes y pueden causar en la persona vómito mientras duermen y una depresión respiratoria que puede ocasionar un paro respiratorio.

Ver también
Jugo de uva para la salud cardiovascular
Chocolate caliente para la piel y el corazón
Nutrientes indispensables para la salud de corazón

Ambos las bebidas energéticas y el alcohol, son diuréticos. Esta deshidratación puede suprimir la habilidad del organismo de metabolizar el alcohol ingerido y aumentar la intoxicación y como consecuencia la resaca del próximo día.

Para dar un ejemplo, guarana es un ingrediente muy popular que contienen estas bebidas.  Es un estimulante muy fuerte para el sistema nervioso y si el consumidor toma estas bebidas y las mezcla con pastillas para adelgazar o con otras bebidas que tienen ephedrina, dicha combinacion puede ser muy peligrosa. 

Lo mejor es evitar este tipo de bebidas y cuando la persona tiene mucha sed es preferible tomarse unas cuantas botellas de agua para eliminar las toxinas del cuerpo. El agua es insustituible y ninguna bebida gaseosa o energética puede reemplazar los poderes mágicos del agua en el organismo humano.

Más remedios caseros para la salud cardiovascular