Una de las características más llamativas del Galaxy Note 7 es su escáner de iris, del que Samsung presume que no sólo es más seguro, sino que además funciona cuando su poseedor lleva lentillas o gafas, e incluso en condiciones de poca luz. De cualquier forma no nos mojaremos en este terreno hasta que no podamos probarlo en profundidad.

Más allá de las bondades que pueda tener este escáner, ya está introducido en dos terminales de Samsung: el mencionado Galaxy Note 7 y en la tablet Galaxy Tab Iris (que por ahora parece sólo disponible en la India, concretamente al sector del gobierno y las empresas). Pero no se quedará sólo en estos dispositivos.

Gracias a la continua bajada de precio del componente debido a la producción masiva, será lo bastante barato como para poder introducirlo en sus terminales de gama media sin que su coste sea exagerado (como si sus productos fueran los más baratos del sector), e incluso pueden plantearse negociar con otros fabricantes.

Por otro lado, y esto no es nuevo, Samsung está pensando permitir a aplicaciones de terceros (tales como las de los bancos) que tengan acceso al escáner de iris mediante una API. De esta manera Samsung quiere darle una utilidad mayor a este componente que presume de ser más seguro que el escáner de huellas (en teoría, claro).

Vía | Phone Arena
En NoticiasBlog | La seguridad biométrica en el Note 7, ¿qué aporta el escáner de iris respecto al lector dactilar?


La noticia

La gama media de Samsung también tendrá su ración de escáner de iris, según un ejecutivo

fue publicada originalmente en

NoticiasBlog

por
Santiago Luque

.