No es la primera vez que vemos en la Unión Europea meterse de lleno en investigaciones relativas al mercado de la tecnología de consumo, y es que la comisión comunitaria revisa con lupa que se cumplan las condiciones de libre competencia entre las diferentes compañías.

Con las guerras de patentes y las múltiples denuncias cruzadas entre varios de los gigantes de la electrónica, han sido muchos los premiados con investigaciones o sanciones en los últimos meses, y de hecho, hace no demasiado tiempo que incluso se anunciaba la apertura del expediente contra Google por prácticas monopolísticas con Android.

La última firma que ha tenido noticias de Europa ha sido Qualcomm , y es que el fabricante de hardware estadounidense acaba de recibir 2 pliegos de cargos por prácticas anticompetitivas en el viejo continente, en concreto abuso de posición dominante y un supuesto caso de soborno.

La Comisión Europea no se corta en sus acusaciones

Los documentos publicados por el organismo europeo son muy duros con Qualcomm, a la que acusan al primero de los pliegos de sobornar directamente y con cantidades sustanciales a un gran fabricante de dispositivos porque montara sus soluciones SoC (System-on-Chip) en exclusiva.

Por ser un documento preliminar no se nombra el fabricante, pero continúa la Comisión afirmando que este contrato sigue aún vigente, y que reduce los incentivos a la búsqueda por parte del fabricante de nuevas ofertas de chips, dañando la competencia y la innovación en fabricación de chipsets con soporte UMTS y LTE.

La segunda mala noticia para Qualcomm llega en forma de abuso de posición dominante para la manipulación deliberada de precios, y es que según afirma el organismo comunitario la compañía norteamericana rebajó los precios de varios chips por debajo del valor de manufactura durante el periodo comprendido entre 2009 y 2011.

Este segundo hecho punible, afirma la Comisión Europea, coincidió perfectamente en el tiempo con un crecimiento de ICER en este mercado que amenazaba la posición de liderazgo de Qualcomm. Concretamente, se habla de que Qualcomm vendió determinadas cantidades de sus chipsets con soporte UMTS a dos de sus clientes a precios que no cubren los costes, forzando a ICER a dejar el mercado.

650 1200

Reacciones positivas desde Qualcomm

Nosotros hemos querido pulsar las opiniones de la propia Qualcomm al respecto, así que hemos contactado con los representantes de comunicación del fabricante norteamericano en nuestro país para confirmar que su reacción es positiva :

Qualcomm ha estado cooperando con la Comisión desde el principio de estas cuestiones, y ahora que hemos recibido el pliego de cargos, estamos encantados con la oportunidad de responder formalmente.

Estamos ansiosos de poder demostrar que la competencia en la venta de chips con conectividad inalámbrica ha sido y sigue siendo fuerte y dinámica, y que las prácticas de venta de Qualcomm siempre han cumplido con las legislación europea en materia de competencia.

Estos asuntos, afirma Qualcomm, fueron publicados en primer lugar por la propia compañía y ver el primero de ellos el suministro de chipsets por parte de Qualcomm a uno solo de sus clientes, en virtud de un acuerdo existente y aún vigente. El otro tiene que ver con las ventas realizadas a dos clientes desde 2009 a 2011, de tres chips incorporados [19459010ma] dongle USB destinados a proporcionar conectividad inalámbrica a ordenadores portátiles.

También indica Qualcomm que la Comisión de Comercio Justo de Taiwán -TFTC- ha solicitado información a la compañía para una investigación de patentes, y que este asunto, aunque en sus primera etapas, será seguido de cerca por Qualcomm para cooperar en todo lo posible con el organismo taiwanés.

En NoticiasBlog | Es Android un monopolio? Pues depende de cómo se mire …
Más información | Europeean Commission