Con más de cuatro millones y medio de personas buscando un trabajo y una economía sumergida como la española era cuestión de tiempo que llegara la app para las ñapas y los trabajos puntuales. Se llama Heygo, un nombre que quizá te suene de otra cosa, y es una forma rápida de contratar servicios entre particulares a partir de la localización.

Ahora que la gente se ha quitado el miedo a hacer negocios personalmente con las aplicaciones de compraventa como Wallapop o Segunda Mano llega el momento de darle un carácter un poco más profesional, pero sin llegar a la formalidad que tienen las apps de empleo como Páginas Amarillas.


La nueva Heygo

La app de Heygo solo lleva dos meses en Google Play y la App Store pero, según sus creadores, ya ha pasado de los 140.000 usuarios. La mayoría se han registrado para encontrar a alguien que le resulte útil, porque hay menos de la mitad de servicios creados, unos 60.000. Cada usuario es libre de crear los que considere necesarios, por lo que en un par de pasadas ya me he topado con algo de flood, tampoco demasiado.

A pesar de que se presenta como un espacio de profesionales, el único filtro para distinguir entre quienes están capacitados para realizar un trabajo y quienes se ofrecen a hacer algo sin preparación, sea o no sencillo, son los comentarios que dejen otros usuarios que lo hayan contratado antes.

Heygo Duo

En mi primera búsqueda sin categoría y solo por cercanía en un barrio obrero de Madrid, lo que encuentras es mucha gente joven en busca de sacarse uno poco de dinero paseando perros, cuidando niños, dando clases particulares, enseñando a maquillar, borrando virus y toolbars de un Windows cualquiera o, sencillamente, haciendo “recados”.

La utilidad real es ir al grano con lo que necesitas, y para eso se apoya en una serie de categorías como reparaciones, transporte o bienestar y, especialmente, en un buscador. Una vez introducido un concepto presenta una lista siempre creciente de personas que ofrecen esa actividad, ordenada por geolocalización. A medida que vas bajando un marcador señala la distancia en kilómetros por bloques.

Los perfiles son sencillos y directos, con nombre, foto, profesión, precio y una breve descripción siempre presente, más dos botones de contacto, ya sea chat o llamada telefónica. El diseño es muy bueno porque transmite mucha información en poco espacio, es muy fluido y facilita el intercambio, ni una pega. Además ofrece opción de guardar favoritos.

Heygo 1

El punto de vista del profesional

Para dar un poco más de realismo a esta prueba he decidido crearme un perfil. De redactor y community manager, claro. Lo único que te pide son esos datos que ves en las fichas de los demás, tu número de teléfono para dejarte contactar y acceso a tu galería de fotos y a tu localización para poder completar esos dos campos de tu perfil. Los demás no ven tu dirección exacta, solo un pantallazo borroso de tu zona en Google Maps.

En realidad la cuenta personal es exactamente idéntica ya te hayas registrado para una cosa o para la otra, dado que solo puedes acceder a la información de los demás si te creas una cuenta. Junto a tus datos y favoritos aparece un botón de chat en el que consultar las conversaciones que has tenido previamente.

Por cantidad de opciones y contenido Heygo es mucho más sencilla que las aplicaciones de compraventa o de búsqueda de profesionales más populares de las stores.

¿Economía colaborativa? Economía sumergida

Sus creadores promocionan Heygo como una herramienta de economía colaborativa por aquello de que pone en contacto a gente corriente para realizar intercambios económicos. Pero ni mucho menos, si acaso podemos afirmar que se trata de una herramienta que fomenta lo que se conoce como comercio de proximidad, algo que sí es positivo porque ayuda a que se asienten los barrios y pueblos.

Todo el proceso de uso de la aplicación es completamente gratuito. Ni se cobra por el registro como profesional ni como cliente, tampoco se paga un porcentaje de los ingresos que queden por el camino y, por último, no hay nada de publicidad. Por el momento la compañía se mantiene mediante otro tipo de financiación como rondas de capital.

Heygo tiene futuro tanto por el concepto de su propuesta como por la forma en la que se ha ejecutado, por su diseño. Su mayor enemigo va a ser la inundación de perfiles no profesionales y de escasa utilidad en busca de un ingreso mínimo que puede acabar por saturar los resultados del buscador. Aunque para eso hay soluciones que ya hemos visto en otros casos como la puntuación.

Son solo dos meses en Google Play, veremos hasta dónde es capaz de llegar.


Heygo

  • Precio: Gratis
  • Desarrollador: Heygo
  • Descargar en: Google Play
  • Versión Android: 4.0 y superiores


La noticia Heygo, un Wallapop para ñapas y trabajos sencillos fue publicada originalmente en NoticiasBlog por Sergio Figueroa .