Google presentó Android One en junio del año pasado como una apuesta de llevar la experiencia Nexus los teléfonos low-cost que se venden en países emergentes. Pero parece que el proyecto no está cuajando, y los fabricantes de países como India se quejan del excesivo control que impone Google en estos dispositivos y la poca maniobrabilidad a la hora de elegir qué hardware equipar para distinguir unos modelos de otros.

Actualmente Android One se ha hecho sólo con el 3,5% del mercado de móviles de menos de 100 dólares en la India, menos de la mitad que Xiaomi con el 7,5% u otros fabricantes como Micromax que han vendido casi tres veces más. Según informa el Wall Street Journal, esto le ha llevado a Google a replantear su estrategia y aflojar un poco la cuerda con estos dispositivos.

que algo estaba cambiando en el programa ya lo vimos en septiembre con la llegada del primer Android One en nuestro país. Pero Google no quiere rendirse con los países emergentes, y ha decidido darle a los fabricantes una mayor flexibilidad a la hora de establecer los precios de los dispositivos y de elegir el hardware con el que los pueden equipar .

Con este movimiento, los fabricantes podrán elegir al menos hasta 5 cámaras diferentes de diversos fabricantes, y también podrán elegir otras marcas para sus procesadores como Qualcomm. El primer teléfono con estas nuevas posibilidades será lanzado en los próximos meses en la India fabricado por Renta International, y cuando sepamos sus especificaciones y precio podremos ver hasta qué punto puede cambiar el programa.

Vía | 9to5google
En NoticiasBlog | ¿Por qué Android One llega a Europa?