En mercado de la telefonía móvil ha ido cambiando desde aquellos teléfonos de plástico cuya tapa era extraíble hasta los de hoy, mayoritariamente de metal o cristal y unibody. En la mayoría de los casos ha habido una mejora en el diseño de los terminales, más elegantes, más bonitos y, en muchas ocasiones, más frágiles.

Y es que si bien antes no eran más que simples instrumentos que llevábamos en el bolsillo por si acaso, ahora la cuarta parte de nuestra vida (tirando por lo bajo) gira alrededor de nuestro smartphone. Juegos, redes sociales, gestión de tareas diarias, e-mail, y hasta en muchas ocasiones han sustituido a la cámara de toda la vida (aunque en calidad en muchos casos aún esté muy lejos).

Ahora que los móviles se han convertido en herramientas con una importancia casi vital, el hecho de que se nos caiga al suelo o al agua ya nos acelera las pulsaciones de una manera casi insana. Ahora sí tememos que se nos rompa el terminal, y no sólo por lo que supone que se rompa (pérdida de contacto con los demás, falta de entretenimiento…) sino también la inversión que hemos hecho en él.

Incluso hay muchos que se han comprado un móvil muy elegante y el hecho de que se haya caído de una altura muy baja y haya aparecido una pequeña muesca en una esquina ya supone un disgusto. Por cosas así hay gente que ha cambiado sus prioridades a la hora de comprar un móvil, apostando principalmente por la resistencia, pero sin dejar de lado el buen diseño.

Los accesorios como la solución principal y más barata

Carcasa Protectora

Casi desde que existen los smartphones, los propios fabricantes u otras compañías han aprovechado para ofrecer una serie de accesorios que protejan nuestro móvil ante caídas accidentales. Tales son los casos de las llamadas fundas protectoras, como las Otterbox, que ofrecen una alta resistencia a estos accidentes, aunque aumentando el grosor del terminal un poco más de lo que nos gustaría.

Hay más tipos de carcasas traseras, como las de silicona, de plástico, de cristal, etc, que ofrecen ese extra de protección ante caídas, y estoy seguro que tú conocerás varios tipos, ya sea de oídas o por experiencia propia. Además, estas carcasas también modifican el diseño del terminal, y en algunos casos resulta algo positivo, puedes puedes hacer a tu móvil diferente del de otra persona.

Pero no sólo para la parte trasera hay accesorios, pues la pantalla es posiblemente el componente más importante y delicado de nuestro teléfono, con lo que podemos encontrar protectores de pantalla que van de los típicos ultrafinos que protegen de las rozaduras menores hasta protectores de cristal templado para una protección más sólida.

Dependiendo del tipo de accesorio, puede que te gastes desde unos pocos euros hasta más de 50€ si buscas algo muy exclusivo. Sí, son un coste adicional al de tu teléfono, pero pocos se hacen a la idea de hasta qué punto merece la pena este pequeño gasto para evitar una rotura mayor de nuestro móvil. ¿Cuántas veces se ha salvado tu móvil de tener la pantalla rota gracias a una funda?.

Algunos fabricantes también apuestan por añadir su propia protección

Xperia

Quizás la primera gran protección que se ha hecho para nuestros móviles sea la de la pantalla, cuya empresa más conocida en este sector es Corning con sus famosos Gorilla Glass. La quinta generación, además, promete proteger tu pantalla de caídas de hasta 1,6 metros, aunque este tipo de protección está hecho, principalmente, para protegerla de rayaduras.

Otra de las protecciones más populares a día de hoy es la resistencia al agua. He llegado a leer comentarios en los que se decía que su próximo móvil debe tener, obligatoriamente, resistencia al agua. Aunque no sea el primer fabricante en hacerlo, es Sony quien más empeño ha puesto en ofrecer esta protección, aunque luego no entre en garantía si te entra agua.

Ahora podemos ver a varios fabricantes ofreciendo esta protección, aunque sea en modelo aislados, pero eso ya añade una lista de candidatos para aquellos que exigen la resistencia al agua y no sólo quearse limitados a un par de fabricantes.

También hay modelos poco frecuentes con algún tipo de protección extra (como el Moto Z Force y su cristal Shatter Shield en su segunda generación) o las variantes Active de la familia Galaxy S (que ofrece un pack completo de protecciones), que queda para unos mercados en concreto.

¿Protección, diseño, o ambas cosas?

Lg V10

Por suerte, la variedad de usuarios hace que cualquiera de las opciones sea perfectamente viables. Yo, como un usuario normal, siempre he buscado tener un móvil que tenga un buen diseño (para mi gusto) y una cierta resistencia, ya sea de forma nativa o con accesorios que pueda adquirir fácilmente y a un precio razonable.

No busco que sea lo más bonito ni lo más resistente, porque a menudo en el primer caso suelen ser terriblemente frágiles, pero por otro lado procuro que no sufran accidentes, así que una resistencia exagerada no me compensa. Por lo tanto busco algo que me entre por los ojos, pero que tenga cierto grado de resistencia por si algún día estoy más torpe de lo habitual.

Como siempre, tu opinión al respecto de qué clase de terminales prefieres es bienvenida, e incluso podrías formular tus deseos de que lleguen ciertos terminales extremadamente resistentes a España o algún modelo en concreto que sea original y extraño (por diseño o resistencias). Total, pedir es gratis y, a veces, hasta divertido.


La noticia

¿En qué medida valoramos la resistencia del futuro móvil que nos vamos a comprar?

fue publicada originalmente en

NoticiasBlog

por
Santiago Luque

.