¿A quién no le gusta oler rico y mejor aún, sentir el confort de una tela suave y acolchonada? Es cierto que la gran mayoría de suavizantes del mercado  venden el combo suavidad + aroma, pero, ¿a qué costo para el medio ambiente? Resulta que uno puede realizar su propio suavizante ecológico, más barato y efectivo, ya que esa sensación de rosas dura por más tiempos.

Foto iStock

 

¿Qué se esconde detrás del suavizante para ropa?

Además de cuidar a la naturaleza y  el bolsillo. Dejar de usar estos elementos de higiene podría tener beneficios para la salud. De acuerdo a la Agencia del Medio Ambiente de Estados Unidos, algunas marcas utilizan Alfa-terpineol.

Una sustancia química que proporciona un olor a lila, pero que puede influir en el desarrollo de: hipotermia, dolor de cabeza, depresión, ansiedad, pérdida de la coordinación muscular e irritación.

Otro elemento perjudicial es el acetato de bencilo, líquido incoloro que proporciona un aroma de jazmín. Su presencia se ha asociado a somnolencia, enrojecimiento de piel y ojos y dificultad para respirar.

Foto iStock

¿Cómo hacer suavizante de ropa?

Es tan sencillo que lo amarás. ¡Toma nota, aquí van los ingredientes!

2 tazas de agua

½ taza de vinagre

1/3 taza de bicarbonato sódico

6 gotas de esencia del aroma de tu preferencia (en este caso rosas)

Preparación

En un recipiente de plástico diluye la taza de vinagre blanco con el agua. Con cuidado añade el bicarbonato de sodio. No te asustes si ves que burbujea, la mezcla tiene un efecto efervescente.

Revuelve con una cuchara de madera hasta que todo quede bien disuelto. Acontinuación, agrega las gotas de aceite de esencia. ¡Ahora sí, a lavar! Puedes depositar este suavizante directo a la lavadora.

Foto iStock

Ya no hay excusas, por fin podrás cuidar el ambiente mientras tu ropa olerá delicioso y con una textura suave todo el día. Si tienes otra receta de cómo hacer suavizante de ropa no dudes en compartirla con nosotros y el resto de la comunidad.