¿Te sobas y te sobas y el dolor no se te quita?  La pomada o crema de árnica puede ser la solución que necesitas. De acuerdo a la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, la flor de esta planta ha demostrado tener beneficios para disminuir los malestares musculares y mejorar el funcionamiento de las articulaciones, pero no es todos.

Foto iStock

 

El árnica posee propiedades cicatrizantes que disminuyen los moretones y la inflamación de las lesiones. Un estudio del Department of Medicine, de la Universidad de Verona, señala que esta planta podría tener un efecto en la circulación sanguínea, que podría acelerar el proceso de recuperación de una lesión.

¿Cómo preparar crema de árnica casera?

Es posible que en un primer momento te resulte más fácil acudir a la farmacia, sin embargo, preparar tu propia crema de árnica casera es sencillísimo. ¡Aquí lo que necesitas!

Foto iStock

Ingredientes

½ taza de árnica seca

¼ taza de cera de abeja rallada

¼ taza de manteca de cacao

2/3 taza de aceite de almendra dulce o semillas de uvas

¼ cucharada de bórax

¼ taza de agua destilada

Preparación

  1. En un recipiente de cristal coloca el aceite de árnica. En baño maría pon a calentar por media hora o hasta que se derrita por completo. Retira del fuego y a través de una tela, retira las flores.
  2. Agrega al aceite la manteca de cacao y derrite a fuego.
  3. En otro recipiente mezcla el bórax con el agua y pon en la estufa hasta que esté bien caliente.
  4. Cuando ambas sustancias están en su punto juntalas, pero no dejes de mezclar hasta lograr una consistencia cremosa.  
  5. Deja enfriar y guárdala en un frasco hermético y colócalo en un lugar oscuro.

Foto iStock

También te puede interesar: Té de árnica para desinflamar… ¡Despídete de la “pancita”!

Su uso es tópico, es decir, aplícala en la zona afectada con un pequeño masaje. ¡Ojo! Jamás lo hagas sobre una herida abierta. También puedes emplear esta crema de árnica para tratar los dolores de espalda durante el embarazo ya es segura y natural.

¡Inténtalo!