Cuando Motorola presentó en Europa su Moto X Force, la versión internacional del Droid Turbo 2 estadounidense, nos avisó que era un móvil duro, y con un cristal tan resistente que no se rompería por cualquier caída accidental o cualquier otro despropósito fortuito al que lo quisiéramos someter. Pero claro, eso es lo que dicen todos.

Los compañeros de Cnet han querido poner a prueba la resistencia de este móvil, y han grabado un vídeo en el que lo someten a todo tipo de accidentes , desde caídas desde lo alto de una escala hasta ser pisado por una máquina industrial de 800 kg. Realmente son pruebas sorprendentes, porque demuestran lo duro que Motorola parece haber conseguido que sea su móvil.