El aceite de jojoba es una cera líquida extraída de la nuez de un arbusto indígena americano que lleva por nombre científico Simmondsia chinensis. El arbustivo árbol todavía crece de manera salvaje en los Estados Unidos, principalmente en las regiones áridas de los estados del suroeste.

Usos del aceite de jojoba

El aceite de jojoba es única en que, a diferencia de la mayoría de los otros aceites vegetales, se asemeja mucho al sebo, una sustancia cerosa producida por nuestras glándulas de la piel, por lo que puede actuar como un acondicionador natural de la piel. Casi ha reemplazado las grasas animales en la fabricación de lociones y cremas para la piel.

Dado que la cera de jojoba tiene un punto de fusión muy bajo, permanece prácticamente en estado líquido todo el tiempo, y puede utilizarse directamente sin dilución. Además, al ser una cera, no tiene tanta grasa como los aceites.

1. Humectante de piel

Los jabones y la mayoría de los otros agentes de limpieza de la piel, eliminan el sebo que producen las glándulas de la piel para lubricar la piel y protegerla de la sequedad. Cada vez que lavamos la cara y las manos, incluso con agua corriente, estamos quitando una capa protectora de sebo junto con polvo y mugre. El aire frío y seco en invierno y los interiores con aire acondicionado secan nuestra piel a un ritmo más rápido que el de nuestras glándulas de la piel reponiendo el suministro de aceite.

La piel deshidratada es vulnerable a irritantes que causan dermatitis y los gérmenes están constantemente buscando puntos de entrada en la piel. Mantener la piel hidratada bloqueando la humedad y protegiéndola de los efectos del medio ambiente constituye un cuidado básico de la piel.

Siendo una sustancia cerosa, el aceite de jojoba puede sellar en la humedad y crear una barrera eficaz a los elementos externos. Es tan estructuralmente cercana a la secreción de las glándulas sebáceas de la piel que es fácilmente aceptado y tolerado.

Usted puede frotar algunas gotas de aceite de jojoba entre las palmas de las manos y aplicarlo en la cara y otras partes expuestas cada vez que va a salir y después de lavarse la cara cada vez. Para un efecto hidratante más profundo, calentar una cucharada de aceite de jojoba y masajear después de lavar la cara a la hora de acostarse y dejarlo durante la noche. El aceite puro de jojoba se absorbe completamente en la piel, dejándola sensación suave y lisa.

2. Para controlar la piel grasa

La piel grasa es el resultado de las glándulas sebáceas hiperactivas en la piel, se encuentran más a menudo en la cara y el cuero cabelludo. La piel grasa puede rápidamente recoger el polvo del medio ambiente y hacer que el lavado frecuente sea necesario, no solo es un problema estético, también da una sensación incomoda y a la larga causa otros problemas de la piel como dermatitis seborreica, acné y caspa.

Si usted está preocupado por el cuero cabelludo aceitoso o tratando de enmascarar su frente brillante y la nariz bajo capas de maquillaje, frotar aceite de jojoba en las partes afectadas dará resultados maravillosos. Es contra intuitivo usar este aceite, o cualquier aceite para esa materia, en la piel aceitosa, pero sorprendentemente el aceite de jojoba puede ayudar a reducir la cantidad de grasa que la piel segrega. Esto lo logra modulando la producción de sebo.

Cuando la piel permanece bien hidratada por la capa protectora de la cera líquida, las glándulas sebáceas responden a ella regulando la producción de sebo. El aceite de jojoba tiene un efecto antiinflamatorio que puede contrarrestar la dermatitis seborreica también. Asegúrese de usar aceite puro, ya que los aditivos pueden producir el efecto contrario

3. Para el control del acné

El acné es un problema común de los adolescentes como resultado del aumento de la actividad de las glándulas sebáceas durante esta fase debido a los cambios hormonales asociados con la pubertad. Sin embargo, el problema puede persistir hasta bien entrada la adultez. Ver también Remedios caseros para acné en los adolescentes

El exceso de producción de sebo es sólo el punto de partida del problema. El acné se desarrolla cuando los folículos pilosos se bloquean por la acumulación de sebo, queratina y otros desechos celulares que forman un comedón que puede aparecer primero como un punto blanco o punto negro. A menudo se complica por infecciones bacterianas, particularmente por Propionibacterium, así como reacciones inflamatorias de la piel.

El aceite de jojoba funciona de varias maneras para contrarrestar la formación de acné. En primer lugar, actúa como un limpiador profundo. Siendo un líquido, puede penetrar profundamente en el folículo del pelo; Puede disolver los depósitos de sebo y ayudar a desalojar el comedón, eliminando así el bloqueo.

En segundo lugar, el aceite de jojoba tiene propiedades antibacterianas que ayudan a controlar el crecimiento bacteriano en el folículo piloso. Actúa como un agente antiinflamatorio, calmando la piel irritada. Cuando se usa regularmente, el aceite de jojoba puede controlar el acné. Las vitaminas A y E en el aceite también pueden tener un papel en esto. El aceite de jojoba puede muy bien ser una alternativa más segura.

4. Para los labios agrietados

El aceite de jojoba puede tomar el lugar de su bálsamo labial regular, que probablemente tiene una base de vaselina. El aceite ceroso puede formar una barrera que bloquea eficazmente la humedad y mantiene los labios suaves y flexibles. Aunque el secado de una gota de aceite de jojoba puede proteger sus labios de los efectos secantes del frío y el viento, puede hacer su propio bálsamo de labios fácil de llevar, mezclándolo con cera de abejas pura.

5. Para las cutículas secas

Las cutículas son muy tiernas y propensas a secarse, especialmente si usas esmaltes de uñas con demasiada frecuencia. Las cutículas juegan un papel importante en la protección de las camas de las uñas debajo de las infecciones, por lo que vale la pena mantenerlas en buenas condiciones. Cuando sus cutículas parecen secas y rotas, el aceite de jojoba puede venir en su ayuda. Es tan bueno como cualquier aceite de cutícula que pueda encontrar.

El aceite de jojoba contiene vitamina E, y también tiene propiedades anti-inflamatorias y antibacterianas. Frotar una o dos gotas en el área de la cutícula después del baño. Una vez a la semana, dar un tratamiento cutículas cuidadosamente remojando las uñas en agua tibia durante 5-10 minutos antes de aplicar el aceite. Esto facilita una mejor absorción.

Para conocer más usos del aceite de jojoba te dejamos el siguiente video: