Fósforo

Para qué sirve: Ayuda en el metabolismo y en la absorción de nutrientes. Beneficia la salud de los huesos y los dientes.
Cómo conseguirlo: Mariscos, pollo, leche, huevos, nueces

Hierro

Para qué sirve: Lleva el oxígeno a la sangre
Cómo conseguirlo: Mariscos, hígado, carne roja, pan integral, vegetales de hojas verde oscuro

Calcio

Para qué sirve: Ayuda a la coagulación de la sangre y regula los latidos del corazón. Es necesario para mantener huesos y dientes fuertes. También ayuda a los músculos.
Cómo conseguirlo: Repollo, leche, queso, yogur, huevos, sardinas
Ver también Ventajas y desventajas del calcio

Ver también
Diuréticos naturales
Cómo blanquear los dientes
Trucos caseros con cebolla

Cobre

Para qué sirve: Beneficia los huesos y el tejido conectivo. Ayuda en la absorción del hierro.
Cómo conseguirlo: Champiñones, hígado, semillas

Potasio

Para qué sirve: Regula los líquidos, los latidos del corazón y la circulación de iones en la sangre. Ayuda en la contracción de los músculos y la función de los nervios. Transfiere nutrientes entre las células.
Cómo conseguirlo: Frutas secas, bananos, aguacates, papas, mantequilla de maní

Cromo

Para qué sirve: Regula el azúcar en la sangre y el colesterol
Cómo conseguirlo: Queso, huevos, carne roja, hígado, mariscos, cereales integrales

Magnesio

Para qué sirve: Ayuda a los huesos a crecer y la función de los nervios y músculos.
Cómo conseguirlo: Bananos, granos enteros, almendras, leche, yogur, semillas

Manganeso

Para qué sirve: Antioxidante. Ayuda a los huesos a crecer y a la función de las células
Cómo conseguirlo: Frutas, nueces, té, huevos, vegetales

Selenio

Para qué sirve: Ayuda al desarrollo sexual y combinado con la vitamina E es un antioxidante.
Cómo conseguirlo: Nueces brasileñas, pan integral, hígado, carne roja, atún, lentejas, tomates, ajo, aguacate

Sodio

Para qué sirve: Ayuda en la función de los nervios y músculos. En combinación con el potasio ayuda a regular líquidos.
Cómo conseguirlo: Sal, jamón, tocino

Azufre

Para qué sirve: Ayuda a producir proteína.
Cómo conseguirlo: Leche, huevos, cebolla

Zinc

Para qué sirve: Necesario para crecimiento normal y desarrollo sexual. Trabaja como antioxidante.
Cómo conseguirlo: Maní, semillas de girasol, huevos, mariscos, queso.

Yodo

Para qué sirve: Necesario para la secreción de hormonas de la glándula tiroides.
Cómo conseguirlo: Mariscos, sal yodada.

Más remedios caseros