La Coenzima Q10 (CoQ10) es un componente esencial de la mitocondria.

La mitocondria es la encargada de producir energía en cada célula de su cuerpo.

La CoQ10 participa en la fabricación de ATP, que el cuerpo utiliza para producir energía.

El rol de la CoQ10 es similar al de una bujía en un motor de automóvil, sin esa chispa inicial, el cuerpo humano no puede funcionar.

La CoQ10 se produce naturalmente dentro del cuerpo, pero algunas veces nuestros cuerpos no generan la suficiente.

El corazón es uno de los órganos más activos metabólicamente en el cuerpo, por lo que una deficiencia de CoQ10 afecta más a su corazón, y puede conducir a problemas graves.

La deficiencia puede ser el resultado de una mala dieta, o por defectos genéticos que limitan la producción de la CoQ10.

Las enfermedades cardíacas y vasculares, incluyen el colesterol alto y la presión arterial alta, las cuales pueden aumentar la necesidad de  la CoQ10.

Además, las personas mayores de cincuenta años o más necesitan la CoQ10, ya que los niveles y la producción de la misma disminuyen con la edad.

¿Hay Fuentes Alimenticias de CoQ10?

Sí, hay fuentes alimenticias de CoQ10, pero la ingestion diaria de la CoQ10 por parte de nuestros alimentos   es sólo de 3 a 5 mg, y ese no es el  nivel que requiere el cuerpo.

La CoQ10, se encuentra en la carne de las aves de corral y del pescado.

¿Cuáles son las principales aplicaciones de la CoQ10?

Los suplementos de CoQ10 se usan principalmente para tratar o prevenir enfermedades cardiovasculares tales como colesterol alto, presión arterial alta, insuficiencia cardiaca congestiva, cardiomiopatía, prolapso de la válvula mitral, cirugía de bypass coronario y angina.

Muchos son los  estudios científicos que han verificado el uso de la CoQ10 para tratar las enfermedades mencionadas arriba.

Además, se ha demostrado que la CoQ10 es útil para combatir la diabetes, la enfermedad periodontal, la deficiencia del sistema inmunológica, el cáncer, la obesidad y la distrofia muscular.

Hay que tener en cuenta que puede tomar un tiempo de ocho a diez semanas de ingerir estos suplementos que contienen CoQ10 antes de que se vea una mejoría notable en cualquiera de estas enfermedades.

¿Cómo la CoQ10 mejora la función del corazón?

La CoQ10 aumenta la producción de energía en el músculo cardíaco y actúa como un antioxidante.

La deficiencia de CoQ10 es común en pacientes con cardiopatía.

Los resultados de la biopsia de estos pacientes con diversas enfermedades cardiovasculares mostraron una deficiencia de CoQ10 en 50 a 75 por ciento en todos los casos.

¿Puede la CoQ10 bajar la presión arterial?

Las investigaciones demuestran que  el 39%  de los pacientes con presión arterial alta tienen una deficiencia de CoQ10.

En varios estudios, se ha demostrado que la suplementación con CoQ10 disminuye la presión arterial en pacientes con hipertensión, aunque el efecto generalmente no se observa hasta después de ocho a  diez semanas.

Las reducciones en la presión arterial sistólica y diastólica están en el rango del 10 por ciento.
¿Cómo la CoQ10 puede impulsar el sistema inmunológico?

Los tejidos y las células relacionadas con nuestro sistema inmunológico, dependen de la energía que producimos los seres humanos y requieren de una cantidad adecuada de CoQ10 para una función óptima.

Los estudios han documentado el efecto de CoQ10 en el sistema inmunológico.

Además, la CoQ10 debe ser  utilizada por pacientes con cáncer después de tomar cualquier medicamento de quimioterapia que está asociado con la toxicidad del corazón, como adriamicina y athralines.

¿Puede la CoQ10 promover la pérdida de peso?

Dado que la CoQ10 es un cofactor esencial para la producción de energía, es posible que la deficiencia de CoQ10 sea un factor en algunos casos de obesidad.

Un estudio de personas obesas encontró que el 52 por ciento tenía bajos niveles de CoQ10.

Cuando se les administró 100 mg al día de CoQ10, tuvieron una pérdida significativa de peso.

¿Cuál es la mejor forma de consumir la CoQ10?

La Coenzima Q10 está disponible principalmente en tabletas o cápsulas.

Las mejores preparaciones parecen ser las cápsulas de gelatina blanda con CoQ10 en una base de aceite o en una forma soluble.

Para aumentar la absorción, la CoQ10 debe tomarse con los alimentos.

Para mejorar la absorción del cuerpo y la utilización de CoQ10, algunos fabricantes han buscado compuestos sintéticos para hacer sus fórmulas de CoQ10 más solubles.

En un estudio preliminar, los sujetos recibieron una dosis de  CoQ10 con Clear Q, después de  seis horas, los niveles de CoQ10 en sangre de los pacientes que tomaron Clear Q aumentaron 235 por ciento más que los que tomaron el producto estándar.

Además, seis horas después de la suplementación con Clear Q, los niveles en sangre de CoQ10 pueden alcanzar más de 2,5 mcg por ml, la cantidad requerida para obtener resultados consistentes con CoQ10. La CoQ10 está presente en la sangre en formas oxidadas (inactivas) y reducidas (activas).

La investigación muestra que los niveles altos de vitamina E pura mejoran la función biológica de la CoQ10, y que a su vez mejora la actividad de la vitamina E.

¿Cuánta CoQ10 debo tomar?

La recomendación es tomar normalmente de 50 a 150 mg de CoQ10 por día.

El nivel normal de la  CoQ10 en la sangre es aproximadamente 1 mcg por ml, por lo que puede ser difícil alcanzar niveles terapéuticos en la sangre, especialmente con las formas mal absorbidas de CoQ10.

La Coenzima Q10 es muy segura y no se han reportado efectos adversos graves, incluso con el uso a largo plazo.

Debido a que la seguridad durante el embarazo y la lactancia no ha sido probada, la CoQ10 no debe ser utilizada en esas dos situaciones, al menos que el medico lo recomiende y descarte efectos nocivos en el paciente.

No se conocen interacciones adversas entre CoQ10 y cualquier otro medicamento.

Sin embargo, muchos fármacos podrían afectar negativamente los niveles de CoQ10, y también la enzima  CoQ10 puede reducir los efectos secundarios de algunos fármacos.

Además de la adriamicina, la suplementación de CoQ10 se ha demostrado que sirve para contrarrestar algunos de los efectos adversos de ciertos medicamentos para reducir el colesterol,  o los beta-bloqueantes y los psicotrópicos.

Conozca más beneficios de la CoQ10 en el siguiente video: