Era un secreto a voces, pero por fin es oficial. Samsung ha ampliado su línea de wearables con la nueva Samsung Gear Fit 2, la pulsera de actividad que vimos por primera vez en el Mobile World Congress en 2014 y que ahora llega vitaminada con nuevas funciones.

Dos años después, Samsung nos presenta una pulsera que mantiene la pantalla curva que se adapta a la muñeca, pero apuesta por un diseño más deportivo con correas de colores y resistencia al agua. También incluye un monitor de ritmo cardíaco y su sistema operativo es Tizen, nada de Android Wear. Samsung ha decidido apostar por su plataforma propietaria por razones obvias, las vemos a continuación.

Tizen vs Android Wear ¿alternativa o competencia?

Las primeras pistas sobre Tizen apuntaban a que Samsung podría estar buscando un posible sustituto de Android, pero nada más lejos de la realidad. Abandonar Android sería un suicidio para Samsung. Con iOS y Android como plataformas dominantes, Tizen no tiene ninguna posibilidad de robarles un trozo del pastel, y si no que se lo digan a los amigos de Windows Phone.

A pesar de todo, Tizen ha asomado en un par de teléfonos, aunque estos solamente se venden en unos pocos mercados asiáticos. Samsung ha enfocado su plataforma hacia otros productos en los que sí hay espacio para nuevas propuestas a nivel de software, como son los wearables.

Hasta ahora, Samsung había venido instalando Tizen en la mayoría de sus relojes inteligentes, reservando Android Wear para el Gear Live. Hace apenas unos días llegaba el rumor de que podrían abandonar completamente Android Wear, aunque más tarde lo desmintieron.

¿Seguirán jugando a dos bandas? Lo que parece claro es que Tizen seguirá siendo el sistema predilecto para wearables de Samsung, mientras que Android Wear se reservará para algún modelo que otro, pero poca cosa.

Samsung Gear Fit 2

Android Wear tiene todo a su favor para ser la plataforma de referencia también en wearables, pero tiene un fallo de base. A diferencia de la versión para móviles, Android Wear es un entorno cerrado que no da espacio a la personalización, y eso a los fabricantes no les gusta nada.

Si Android es el sistema instalado en la inmensa mayoría de móviles del mundo, es precisamente por la libertad que Google da a los fabricantes para poder añadir sus propias capas visuales y diferenciarse de la competencia. Con el sistema actual, solamente pueden añadir aplicaciones y esferas para el reloj, pero nada de toquitear más allá de eso.

A diferencia de la versión para móviles, Android Wear es un entorno cerrado que no da espacio a la personalización, y eso a los fabricantes no les gusta nada

De hecho, Samsung no es el único fabricante que se ha quejado de que Android Wear no permite personalizar la interfaz. En Huawei tampoco están demasiado conformes con que la versión para wearables de Android no sea tan adaptable como la versión para móviles y tablets.

Android Wear todavía tiene camino por recorrer si quiere adaptarse a todos. Mientras tanto, Tizen podría pasar de ser una alternativa a un competidor en un futuro.

Tizen, la experiencia de uso a medida

SAMSUNG Gear Fit 2 WIDGETS

Sabemos que a Samsung le encanta eso de diferenciar su software, pero con Android Wear no tendrían apenas margen de maniobra más allá de elegir el diseño, las especificaciones y unas pocas apps.

En cambio, con Tizen el abanico se amplía. Samsung ha ideado una interfaz muy visual para su nueva banda de actividad. De momento no le hemos podido echar el guante para comprobar si es tan intuitiva como prometen, pero tiene muy buena pinta.

Con Tizen, Samsung puede adaptar la interfaz, no sólo a distintos formatos de pantalla, sino a distintas experiencias de uso. En el caso de la Gear Fit 2 pone todo su enfoque en el deporte.

sAMSUNG gEAR fIT

La Samsung Gear Fit 2 cuenta con una buena selección de esferas y widgets de fitness para poder ver las estadísticas del ejercicio de un sólo vistazo. Sus funcionalidades se despliegan completamente si se usa con un smartphone Samsung Galaxy compatible, ya que se sincroniza con la app S Health, pero también puede funcionar con cualquier móvil Android que esté actualizado por encima de la versión 4.4 KitKat y tenga al menos 1,5 GB de RAM.

La evolución de la Gear Fit

El primer modelo de Gear Fit traía una plataforma propietaria que Samsung ni siquiera se molestó en bautizar, pero la llegada de Tizen no es la única novedad que trae la Gear Fit 2. En la infografía bajo estas líneas, Samsung destaca las principales diferencias entre los dos modelos.

Samsung Gear Fit vs Gear Fit 2

La Samsung Gear Fit 2 llegará a las tiendas a partir del 10 de junio, pero de momento no hay detalles sobre su precio en España. Lo que sí sabemos es que costará 179 dólares en Estados Unidos.

En Xataka | Samsung Gear Fit 2 se pasa a Tizen, llega con GPS integrado y mejor resolución


La noticia

Android Wear no se adapta a todos, Samsung renueva su apuesta por Tizen con la Gear Fit 2

fue publicada originalmente en

NoticiasBlog

por
Amparo Babiloni

.