El escalón de las líneas económicas está muy disputado, sobre todo desde que comenzaron a proliferar los teléfonos de fabricantes apenas conocidos en Occidente y procedentes de tierras lejanas. Pero estos teléfonos siguen siendo importantes para los fabricantes, y las marcas históricas continúan su apuesta por los teléfonos baratos, ideales para quienes buscan un teléfono para llamar y tal vez algo más, y que pueden obtener, con suerte, “gratis” a través de una operadora.

Es en esa línea donde se enclava el último Alcatel 1X, un smartphone que llega a nuestras manos en su versión sin Android Go pero con Oreo, y que trata de demostrar de qué es capaz un teléfono que se mueve, en estos momentos, en la franja de los 100 euros. Un precio de compra impulsiva para muchos usuarios y que ahora ponemos a prueba. ¿Nos acompañas durante su análisis?

Alcatel 1X, características técnicas

Alcatel 1X

Pantalla

IPS LCD 5,3 pulgadas
HD+ y 18:9

Procesador

MediaTek MT6739 a 1,3GHz
PowerVR GE8100

RAM

2GB

Almacenamiento

16GB
MicroSD hasta 32GB

Cámara trasera

13 megapíxeles f/2.0
Vídeo FullHD a 30fps

Cámara frontal

5 megapíxeles
Vídeo HD a 30fps

Batería

2.460 mAh

Conectividad

Dual SIM 4G
WiFi n
GPS
microUSB 2.0

Sistema

Android 8.1 Oreo

Dimensiones y peso

147,5 x 70,6 x 9,1 milímetros
151 gramos

Precio

103,01 euros en Amazon

Diseño: la resistencia y tacto del plástico

El metal ya ha tocado las líneas más económicas del mercado, y el cristal no tardará en hacerlo, pues el mundo móvil parece estar desterrando el plástico de forma irremediable, pese a que aún quedan algunos miembros de la resistencia. Como este Alcatel 1X que hoy tenemos entre manos, y que sigue apostando por un material plástico al que además imprime cierto tacto gomoso, y cuyo agarre nos devuelve a otros tiempos de la evolución de los smartphones. Ni mejor ni peor, distinta.

Este Alcatel 1X no es un teléfono especialmente voluminoso, pues el fabricante chino, TCL, ha montado un panel de 5,3 pulgadas con aspecto 18:9, lo que nos sitúa virtualmente en el mundo de los teléfonos de menos de cinco pulgadas a la antigua usanza. Un teléfono cuyo grosor delata su bajo precio, 9,1 milímetros, pero con un peso de 151 gramos más que aceptable para las dimensiones propuestas. Un teléfono con bastantes curvas y que va sobrado en materia de ergonomía.

Alcatel 1X

Galaxy J2 Pro

Huawei Y3 2018

bq Aquaris VS

Pantalla

5,3 pulgadas
18:9 HD+

5,0 pulgadas
16:9 qHD

5,0 pulgadas
16:9 qHD

5,2 pulgadas
16:9 HD

Porcentaje frontal

69,6%

68,9%

64,6%

68,9%

Dimensiones

147.5 x 70.6 x 9.1 mm

143.8 x 72.3 x 8.4 mm

145.1 x 73.7 x 9.5 mm

148.1 x 73 x 8.4 mm

Peso

151 gramos

153 gramos

175 gramos

165 gramos

Análisis del Alcatel 1X

La trasera, por ejemplo, cuenta con una suave curva en los bordes que se une a la de la propia espalda del teléfono, ofreciendo una transición suave y un agarre bastante cómodo. Tal vez la única pega en este sentido sea el paso de la carcasa a la pantalla, donde encontramos un salto que nos muestra que el diseño siempre puede mejorarse. O al menos, el proceso de acoplamiento, porque en cuanto a diseño estamos ante un teléfono bastante clásico en todos los sentidos.

Limpieza, tanto trasera como frontal, y un material plástico cuya única pega es el salto a la pantalla

Tenemos un frontal completamente táctil, sin rastro de botones físicos o hápticos y no demasiado bien aprovechado pese a los 18:9. Un 70% raspado en cuanto a la superficie aprovechada por la pantalla, y marcos laterales gruesos, como también lo son el superior, con la cámara frontal y el altavoz para llamadas, y el inferior. En la espalda, la cámara corona la parte superior, con un diseño circular y el flash justo debajo, y sólo la marca una pulgada por debajo de la propia cámara. El resto del teléfono es completamente limpio y sólo tenemos el marcaje CE y compañía en la parte inferior, aunque bastante suave sobre el cuerpo azul.

¿Y qué tenemos para los costados y el resto de laterales? Bandeja para la SIM y la microSD en la izquierda, botones de volumen y encendido a la derecha, jack de auriculares en la parte superior, una decisión siempre discutible, y puerto microUSB de carga en la parte inferior. Como decíamos, un diseño bastante clásico incluso en la selección de materiales, sobrio pero elegante y con algún punto gris como la transición del marco a la pantalla. Por lo demás, un teléfono agradable a la vista y, sobre todo, en mano. También en el apartado de limpieza, por cierto.

Pantalla: con el diseño a favor y el rendimiento en contra

Análisis del Alcatel 1X

Tal y como hemos comentado en el apartado de diseño, Alcatel ha incrustado un panel 18:9 en la configuración de su 1X. Es de agradecer pues las nuevas diagonales no se ven aún a menudo por las líneas más bajas de los catálogos de los fabricantes, y aquí tenemos los 18:9 representados con una pantalla IPS LCD de 5,3 pulgadas con resolución qHD+, lo que se traduce en 960 x 480 píxeles por pulgada. 203 píxeles de densidad que, aunque suficientes, flaquean en otros sentidos. Empecemos.

Nos movemos en las líneas bajas del mercado, por lo que hemos de ser conscientes de que nada va a brillar en su diseño y tripas. La pantalla, por ejemplo, no lo hace. Tenemos una visualización correcta pese a sus 203 píxeles por pulgada de densidad, bajos con respecto a la media del mercado, y nos encontramos con el talón de Aquiles de su brillo. Ni es suficiente en exteriores, ni su adaptación al entorno se produce de forma rápida.

El brillo es el punto más débil de la pantalla del Alcatel 1X, suficiente pero no sobrado en interiores, inusable en la calle

Estamos ante un teléfono cuyo uso en interiores es correcto, pero cuya experiencia cae en picado cuando salimos a la calle. Incluso con el brillo al máximo, tendremos problemas para tener una visualización suficiente incluso alejándonos del sol directo. Es el precio de los recortes, y la pantalla de este Alcatel 1X ha sufrido las consecuencias. Sin quejas en cuanto a la visualización del color, aunque de los ángulos de visión podríamos hablar durante un rato.

El Alcatel 1X no reacciona muy bien ante ángulos relativamente normales, nada de llevar la inclinación del teléfono al extremo. Un giro de 30 grados basta para que el contraste comience a esfumarse y los colores se “laven”, para que los negros se tornen algo grises y perdamos la buena visualización que sí ofrece el teléfono de frente. El software no pone tampoco mucho de su parte para mejorar estos aspectos, pues sólo podremos alternar entre el brillo automático y el manual, y entre el modo de visualización y un modo nocturno que tiñe la pantalla de un anaranjado suave para, en teoría, ofrecer más descanso a los ojos.

Bien ante huellas, mal ante ángulos de visión que no han de ser agresivos para deslucir la pantalla

Los ajustes de pantalla de este Alcatel 1X nos muestran que el teléfono cuenta con software Miravision para mejorar la calidad de las imágenes que vemos en él, y que podemos retocar para personalizar el contraste, la saturación o el grillo, e incluso tenemos ajustes avanzados con sliders para la nitidez y la temperatura de color. Si lo deseamos, también tenemos modos predeterminados a elegir entre Estándar, Vivo y Modo del usuario o modo personalizado.

Por último, el teléfono se porta bien en cuanto a la suciedad y las huellas, en la media de lo que hemos podido analizar en esta gama económica del mercado. Lástima que no tengamos ese brillo extra necesario en determinadas situaciones, o algún ajuste tipo doble toque para encender la pantalla, pues habría mejorado la nota media de un panel que adolece de ser demasiado básico.

Rendimiento: la modestia desdibuja la potencia

Análisis del Alcatel 1X

Nos movemos en una gama económica así que no nos sorprende encontrarnos con un chip en la misma línea, o con un paquete de memorias que empieza a ser ya poco usado incluso en esta categoría. Para el Alcatel 1X tenemos un cerebro MediaTek, concretamente un MT6739 de cuatro núcleos Cortex A53 y que corre a 1,3GHz, con una GPU PowerVR GE8100 de acompañamiento. En el apartado de memorias, 2GB para la RAM y 16GB para el almacenamiento interno, aunque podremos ampliar este último con una microSD con 32GB adicionales como máximo.

El sistema muestra breves caídas de fotogramas, síntoma de un mal ajuste

Estamos ante un equipamiento de gama económica y obtenemos un rendimiento de gama económica, aunque en ocasiones se queda incluso algo corto debido, creemos, a una capa Joy Launcher que no parece dejar que el teléfono sea todo lo fluido que debería. En cuanto al manejo del día a día, el teléfono se porta bien, con alguna caída de fotogramas en momentos puntuales pero sin aparentes atascos, aunque el sistema tarda en recuperarse cuando abandonamos alguna aplicación más pesada de la cuenta. Y no ha de ser un juego muy exigente, basta con salir de Facebook al escritorio para notar que el tiempo de respuesta inicial es algo largo.

Con el manejo de las aplicaciones ocurre igual. Teniendo en cuenta que el procesador limita mucho la experiencia y que la memoria ni es abundante ni es la más rápida deseable, que las apps tarden en ser fluidas es incluso defendible. Pero si nos metemos en jardines más o menos sencillos como el de la multitarea, volveremos a tener la sensación de que el teléfono se ralentiza en tareas que deberían ser más suaves, y echamos de menos no ya la apuesta por un Snapdragon, sino por un MediaTek algo más potente. E incluso la inclusión de al menos 1GB de RAM adicional para mantener las apps más tiempo abiertas en segundo plano y eliminar cierres y retardos.

Los Benchmarks del Alcatel 1X

Os dejamos los benchmarks para que veáis el rendimiento real de este Alcatel 1X ante pruebas sintéticas, las más habituales con las que solemos probar cada teléfono que cae en nuestras manos.

Alcatel 1X
Sony Xperia L1
LG X Cam
Energy Phone Pro 3

Procesador

MediaTek MT6739
MediaTek MT6737
MediaTek MT6753
MediaTek MT6750

RAM

2GB
2GB
2GB
3GB

AnTuTu

38.496
38.336
34.559
42.471

Geekbench Single/Multi

588 / 1.622
661 / 1.826
544 / 1.693
593 / 2.543

3DMark

3.394
6.639
6.768
9.745

PCMark (Work 2.0)

3.042
3.250
3.061

Sin embargo, los juegos son los que más hacen sufrir a este teléfono. Tanto títulos ‘casual’ como otros más agresivos hacen sudar a un Alcatel 1X que encuentra en su procesador, y principalmente en su GPU, su mayor debilidad. Retardos, caídas en la fluidez y alguna congelación indebida en juegos más exigentes que muestran que el Alcatel 1X no está preparado para ‘gamers’ ni diseñado para ellos. Responde, sí, pero hemos de ser conscientes de que la experiencia no será la mejor.

Lo cierto es que esperábamos que este Alcatel 1X se portase mejor de lo esperado, pero nada en su hardware parece rendir por encima de lo estipulado sobre el papel y no ha habido sorpresas positivas, pese a que sí las hemos tenido en contra. Tampoco tenemos un lector de huellas al que acudir para el desbloqueo, ni ninguna otra ayuda en el hardware de este teléfono para considerarlo mejor de lo que es. Y la realidad es que sitúa por debajo de la media en rendimiento, pese a movernos en la gama de entrada. Pasemos al sistema.

Sistema: ésta es la gama en la que todos queremos Android puro

El sistema del Alcatel 1X

Ocurre con los teléfonos de líneas económicas que no suelen llevarse bien con las personalizaciones del sistema operativo. La potencia ya va lo suficientemente justa como para echarles sobre los hombros otro pedazo de software extra, y esto es lo que ocurre con este Alcatel 1X que no sólo porta Android 8.1 Oreo con el parche de mayo en el momento del análisis, sino que también carga con Joy Launcher, la capa de personalización propietaria de Alcatel.

Demasiado bloatware para un teléfono de 16GB que además carga con la capa Joy de su fabricante

Con esta capa, que no le hace ningún favor en cuanto al rendimiento y a la fluidez, también llega software no deseado pero que está ahí cuando abrimos el teléfono. Los escasos 16GB de almacenamiento cargan con DragonMania, Kingdoms y Spider-Man Ultimate Power, por no mencionar la tienda Apps propietaria del fabricante. Un software que podemos eliminar, pero que el fabricante nos impone. El tan denostado bloatware del que no nos libraremos hasta que lo desinstalemos de forma voluntaria.

Por lo demás, la capa Joy no aporta mucho al teléfono. Personalización en forma de fondos e iconos y poco más. Habría sido preferible que Alcatel apostase por Android GO para su 1X, e incluso por Android One, y habríamos tenido una experiencia muy distinta probablemente. Bien por la versión de Android, actualizado como los grandes, pero mal por una sobrecarga aparentemente innecesaria como Joy. Y, como hemos comentado antes, todo esto habría cambiado con un poco más de procesador o de memoria. Tal vez si no hubiese ralentizaciones, la capa Joy sería invisible. Pero no lo es.

Autonomía: bajo consumo y gran batería, el mejor crossover

Análisis del Alcatel 1X

Resulta extraña la decisión de Alcatel en cuanto a la batería de su 1X, pues confiábamos en tener una mayor pila interna en el cuerpo unibody integral de su teléfono. Sin embargo, los 9,1 milímetros de grosor no han servido para que la batería interna del Alcatel 1X llegue más allá de los 2.460 mAh que, para colmo, tampoco ofrecen ningún tipo de sistema de carga rápida. En esta categoría no esperábamos carga inalámbrica, pero qué menos que disfrutar de la primera, aunque el procesador cierra completamente esa posibilidad.

Con un uso normal, y manteniéndonos largo periodos de tiempo con cobertura de WiFi y prescindiendo del uso de datos, el Alcatel 1X se ha movido en torno a las 4:15/4:30 de horas de pantalla con un día de uso. Impensable con esta cifra arriesgarnos a llevarlo a más de un día, pues el consumo en reposo no invitaba a dejarlo toda la noche alejado del enchufe. Sacarlo al exterior, lógicamente, ha empeorado las cifras. Bajo datos, el Alcatel 1X ha caído hasta las 3:30 horas aproximadamente, invitándonos a llevar una batería externa con nosotros por si hubiese una urgencia.

Entre 4 y 4:30 horas bajo WiFi, sobre 3:30 horas en la calle. Demasiado corriente.

El precio de una batería tan reducida, unido a un procesador que no cuenta con una gestión de energía demasiado pulida, ha devenido en una autonomía por debajo de la media, aunque no demasiado. Un comportamiento gris para una batería que, de haber llegado a 4:15/5:00 horas en exterior/interior nos habría dejado bastante más satisfechos, y nos habría invitado a sufrir menos por el descenso de la energía restante. Otro punto gris para un teléfono que, como adelantábamos, no esperábamos que brillase en ningún apartado.

Cámaras: teléfono de línea económica y cámaras en consecuencia

Análisis del Alcatel 1X

Llegamos a la fotografía, al punto en el que toca comentar que Alcatel ha apostado por un módulo de cámara simple. No esperábamos otra cosa de un teléfono de línea económica en este 2018. En el teléfono del fabricante nos topamos con una cámara trasera de 13 megapíxeles con apertura f/2.0 y píxeles de 1,12 micrones, capaz de grabar vídeo FullHD a 30 fotogramas por segundo y con autofocus y flash LED. En cuanto al frontal, 5 megapíxeles con vídeo HD y que cuenta también con flash LED de apoyo.

Toca hablar del rendimiento, de cómo captura imágenes el equipo de cámaras de este Alcatel 1X y comenzamos hablando de las tomas con luz. Los teléfonos tienden a ser solventes en condiciones de buena iluminación y este Alcatel 1X no es distinto a los demás, aunque presenta algunos problemas propios de una categoría de precios tan reducida. Obtenemos imágenes nítidas, con una velocidad de captura aceptable y sin demasiados problemas en los bordes. Incluso la cercanía a los objetos nos da algo de bokeh natural, lo que siempre es de agradecer.

Análisis del Alcatel 1X
Análisis del Alcatel 1X
Análisis del Alcatel 1X
Análisis del Alcatel 1X
Análisis del Alcatel 1X

El problema, que existe, es que el rango dinámico no es tan bueno como cabría esperar y el teléfono tiende a atascarse con la exposición. Zonas con luz cerca de quemarse al fotografiar zonas de sombra, o demasiados oscuras al contrario. Problemas, como decíamos, propios de la categoría. En cuanto a colores, bastante correctos, con un equilibrio muy ajustado y que, al contrario que otros fabricantes, no tiende a saturar para ofrecer mejores resultados. Estos se aprecian, por cierto, mejor en otras pantallas distintas a las del propio teléfono. Traspasar las imágenes a un ordenador cambia la percepción sobre la calidad del sensor trasero de este Alcatel 1X.

Análisis del Alcatel 1X
Análisis del Alcatel 1X
Análisis del Alcatel 1X
Análisis del Alcatel 1X
Análisis del Alcatel 1X

En cuanto cae la noche, cae la calidad, y aquí sí apreciamos una bajada bastante pronunciada. De noche aparece el ruido antes de lo previsto, tenemos acuarelas, aunque poco pronunciadas, en momentos aparentemente aleatorios y será dificultoso obtener una fotografía de calidad sin una fuente de luz abundante. La cámara fotográfica de noche pasa a ser documentalista, y poco podremos hacer para remediarlo pues tampoco tendremos ajustes que modificar para poder mejorar el resultado.

Con la cámara frontal ocurre prácticamente lo mismo que con la trasera. Al contrario que en otros fabricantes, aquí la cámara frontal no mejora la experiencia y mantenemos los mismos problemas que en la trasera. Un rendimiento que se muestra solvente pero sin destacar con luz, y que cae durante la noche y en zonas pobremente iluminadas. Como vemos, el equipo fotográfico de este Alcatel 1X se mantiene en los límites normales de lo que esperamos de un teléfono que se mueve en torno a los cien euros. Gris pero efectivo, y fallando donde fallan todos. En la media.

Análisis del Alcatel 1X
Análisis del Alcatel 1X

¿Qué nos ha parecido la cámara del Alcatel 1X? Un poco decepcionante pues rinde bien con buena luz pero flaquea en otras situaciones, y luego está su cámara frontal. Demasiado gris, alejada de lo que encontramos en la misma categoría y con un rendimiento algo irregular. La fotografía es un factor diferencial y hay que saber a qué sector se apunta cuando se adquiere un dispositivo. Con sus pros, muchos, y sus contras, algunos, el Alcatel 1X no deja de ser una gama económica en todo momento, y donde más se aprecia es en la fotografía. Capturar imágenes con el 1X ha mostrado constantemente sus limitaciones. Bien, pero necesita mejorar.

Sonido: la gran sorpresa para bien

Análisis del Alcatel 1X

Como venimos comentando en todo el análisis, hemos estado probando un teléfono de una gama de precios muy baja y no esperábamos ningún tipo de sorpresa, pero llegamos al apartado de audio y aquí es donde el teléfono da su último do de pecho. Un equipo con un único altavoz camuflado tras la trasera de plástico y que suena realmente bien.

El sonido sorprende, y mucho, para bien. La pena, no poder personalizarlo.

Hablemos primero de este sonido a través de los altavoces, y de cómo la situación, en la carcasa, pero escondido en el interior del teléfono y reverberando hacia el frente, puede haberle beneficiado. Alcatel no presume del sonido de su teléfono pero éste es alto y claro, cuenta con unos graves bastante decentes, e incluso superiores a los de teléfonos más costosos y técnicamente más potentes, y que tiene sólo tiene en contra el hecho de que no podemos personalizarlo de ninguna manera. Nada en los ajustes del teléfono nos invita a variar la experiencia inicial, una pena pues la nota podría haber sido muy superior.

En cuanto a los auriculares, sonido alto y claro, también sin personalización. Poco puede decirse de este teléfono cuyo jack de auriculares se encuentra en el marco superior, dificultando un poco el guardarlo en el bolsillo con los auriculares conectados, y que ofrece una buena experiencia en casi todas las categorías: vídeo, música instrumental, pop, rock, podcasts… un buen trabajo el de Alcatel en este aspecto, y un buen lugar para que situemos el punto y final de este análisis.

Alcatel 1X, la opinión de Xataka Móvil

Análisis del Alcatel 1X

Observando las características y el rendimiento de este Alcatel 1X, no cabe duda de que construir un smartphone a un precio tan ajustado no es tarea fácil. Cada vez son menos los teléfonos que se mueven en estas líneas, y todos tienden a elevar un poco los costes, salvo si nos metemos en el circuito de los terminales chinos al que, curiosamente, el Alcatel 1X pertenece desde que la marca fue comprada por TCL.

Demasiados recortes para jugar en la liga de los 100 euros penalizan a un teléfono que, por 20 euros más, habría cambiado de la noche al día

El problema con este Alcatel 1X es que el equipamiento es demasiado básico en determinados puntos, y que en otros no parece estar bien afinado. Un procesador como el MT6739 podría ser más fluido, incluso contando únicamente con 2GB de RAM, de contar, por ejemplo, con Android puro, algo que no encontramos aquí. La capa pesa y lastra, y lo mismo le ocurre a otras partes del teléfono. Pantallas demasiado recortadas, cámaras que cumplen sin hacer mucho más, y una batería que podría haberse mejorado a poco que se centrase más el diseño en ese aspecto.

Salvo por el sonido, que realmente nos ha sorprendido, el Alcatel 1X nos ofrece una experiencia demasiado gris, y al final todo se decide con detalles. Como decíamos, construir un terminal de 100 euros no es sencillo pero no parece haberse invertido allí donde el 1X se habría visto beneficiado. Una auténtica lástima pues quizá aumentando el precio final a los 120 ó 130 euros, y las especificaciones en consecuencia, habríamos tenido un smartphone radicalmente distinto.

6,9

Diseño7.5

Pantalla7.0

Rendimiento6.5

Cámara6.5

Software7.0

Autonomía7.0

A favor

  • Para los amantes del plástico
  • El sonido del teléfono impresiona
  • Android 8.1 Oreo, actualizado

En contra

  • Y aunque actualizado, esa capa Joy…
  • Una autonomía muy corta para un teléfono de 9.1mm
  • La fluidez no es la debida, ni para un teléfono de 100 euros